Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Castejón de las Armas y Terrer beberán agua del embalse de La Tranquera

?Calatayud autoriza a los dos municipios a conectarse a la tubería que abastece a la capital bilbilitana desde el pantano.

El abastecimiento de agua potable es el principal problema de Castejón de las Armas. Aunque está a 16 kilómetros del embalse de La Tranquera, y por este término municipal pasa la tubería que lleva el agua de boca a la ciudad de Calatayud, desde hace años el Ayuntamiento de Castejón asume "costes imposibles" –en opinión de su alcalde, Arturo Martínez– para hacer potable el agua que toman del río Piedra.

También a Terrer la preocupa la calidad del agua que beben sus vecinos. "Según los análisis que nos da Sanidad, está muy cargada de nitratos y no es todo lo sana que debería ser", dice el alcalde de esta localidad, Tomás Escolano.

En cambio, Calatayud bebe de La Tranquera. Tiene una concesión de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) de 90 litros por segundo y viene a consumir, "en los meses de mayor demanda unos 78 litros por segundo", explica el concejal de Medio Ambiente de este municipio, Arturo Yagüe. Por ello, mañana lunes, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento bilbilitano, dará vía libre a que Castejón y Terrer puedan tomar agua de la que tiene autorizada Calatayud y no consume, conectándose a la red que la transporta desde La Tranquera y que pasa por esos términos.

"Castejón necesita 1,5 litros por segundo y Terrer 2,5", indica Yagüe, así que, al existir disponibilidad hidráulica y después de hacer la consulta a la CHE, se cederá agua a esos municipios. Del mantenimiento de la tubería general pasarán a hacerse cargo los tres ayuntamientos, en función del porcentaje de agua que cada uno consuma, precisa el edil bilbilitano. Los costes de las infraestructuras para engancharse a esa red los asumirán Castejón y Terrer, los beneficiarios.

Escolano explica que en el momento en que tengan la autorización de Calatayud harán el proyecto y buscarán ayudas para hacer la obra. "Porque con los recursos propios no podemos", reconoce. Consideran que esta es la mejor opción, porque con una ayuda del Instituto Aragonés del Agua (IAA) han buscado otros puntos para coger agua de mejor calidad que la que ahora extraen de un pozo junto al río Jalón, pero las analíticas son similares. La nueva conexión precisará de una inversión de entre 90.000 y 100.000 euros.Continuas inversiones

Por su parte, Arturo Martínez, el alcalde de Castejón no entiende por qué esto no se hizo cuando se construyó el pantano y se puso la tubería para Calatayud. Los vecinos de este pueblo se abastecen del río Piedra o de una acequia. Para parchear los problemas en este servicio básico, Castejón ha hecho continuas inversiones. "Ha sido un saco sin fondo", lamenta Martínez. Ahora han destinado 16.000 euros para instalar un contador a la salida del depósito, una cloradora nueva y un sistema de arenas porque subía poca agua con la bomba. "Siempre poniendo dinero y temblando por si viene una riada y se nos lleva el tinglado", dice.

De esta situación son conocedores tanto la Confederación, como el IAA, asegura el alcalde de Castejón, para quien es una paradoja que estando rodeados de agua hayan tenido que aguantar tanto. El casco urbano de Castejón está a un nivel más bajo que el pantano, de manera que también los gastos eléctricos se reducirán al no tener que elevar el agua.

Arturo Martínez apunta que si en cabeza de La Tranquera se hiciera una potabilizadora para todos los pueblos que van a tomar de allí el agua aún resultaría más barato, en lugar de que cada uno tenga la suya. "Tendríamos eso sí, nuestro contador. Pero eso parece misión imposible", asegura.

De momento tendrán que volver a hacer un desembolso para llevar 100 metros de canalización desde la tubería al depósito.

Etiquetas