Despliega el menú
Aragón

Sanidad destinará 3 millones para operar a 2.000 pacientes en clínicas privadas

Además de este concierto, el Salud prolongará el plan de choque iniciado el año pasado y mantendrá los quirófanos abiertos por las tardes, con el fin de reducir las listas de espera

El Gobierno de Aragón ha decidido finalmente gastar la totalidad de los tres millones de euros presupuestados este año para conciertos con clínicas privadas. El Departamento de Sanidad prevé derivar a estos centros sanitarios a alrededor de 2.000 pacientes que esperan desde hace meses una intervención quirúrgica. Además de esta medida, que ya fue anunciada a finales de diciembre pasado por el propio consejo aragonés de Sanidad, Ricardo Oliván, el Departamento ha decidido prolongar ‘sine die’ el plan de choque que puso en marcha en junio de 2014 y mantener los quirófanos abiertos por la tarde, con actividad quirúrgica.

Para ello, explicaron fuentes de la Consejería, seguirán vigentes las 302 contrataciones de refuerzo (61 médicos, 123 enfermeras, 91 auxiliares de enfermería y el resto, personal no sanitario) que se realizaron hace medio año.

Con estas dos medidas, el Departamento de Sanidad intenta reducir las abultadas listas de espera quirúrgicas que presenta el Salud en estos momentos. Según la última actualización de estos datos, hecha en noviembre del pasado año, 3.363 aragoneses esperaban desde hacía seis meses o más a ser intervenidos quirúrgicamente. Esta cifra –tal y como puede verse en el estadillo que acompaña a esta información– era inferior a la registrada cuatro meses antes (a 31 de julio, el número era de 3.880 personas) y bastante menor que la del mes de abril (4.683), pero todavía representa un volumen elevado de demoras.

La mayoría, de traumatología

Con el concierto suscrito con las clínicas privadas se espera rebajar la lista de las especialidades quirúrgicas que ahora están más desbordadas: de los 2.000 pacientes que se derivarán, alrededor de 1.000 serán de traumatología, a otros 600-700 se les operará de varices y el resto serán intervenciones de cirugía general y de oftalmología (cataratas). En cuanto al coste, el grueso de los tres millones (en torno al 80% de esa cuantía) se destinará a las operaciones de traumatología.

Los centros privados con los que se están concertando estas intervenciones (algunas ya se han suscrito hace semanas) son las clínicas con las que el Departamento de Sanidad firmó en su momento un acuerdo marco.

El consejero avanzó a finales del año pasado que el plan de choque para reducir las listas de espera iba bien, pero dijo que cuando se viera que esto no era suficiente se echaría mano del ‘colchón’ financiero que se tenía para externalizar operaciones. Por tanto, con la decisión de emplear todo el dinero presupuestado, Sanidad asume que con los recursos propios y los medios hospitalarios públicos no iba a rebajarse suficientemente el número de pacientes ahora en espera, en el plazo que el Ejecutivo deseaba.

En cuanto a la decisión de seguir operando por las tardes, fuentes del Departamento explicaron que en vista del éxito logrado con esta iniciativa durante los meses anteriores se ha previsto mantenerla: "No se da por finalizada porque funciona", apuntaron. Asimismo, recordaron que la actividad quirúrgica en horario vespertino era una reivindicación del personal médico.

Desde el Departamento se considera que el plan de choque puesto en marcha para el segundo semestre de 2014 (que estuvo basado en operar por las tardes y en aumentar la actividad de los quirófanos) fue lo que logró rebajar las listas de espera entre julio y noviembre. De ahí, la decisión de ampliarlo y que un plan de choque que era puntual se convierta en un plan estructural de listas de espera, avanzaron. Asimismo, aseguraron que esta medida ha permitido que la actividad de los quirófanos esté al 80% de su capacidad (con dos equipos operando).

Etiquetas