Despliega el menú
Aragón

Matan a tiros a un joven en Las Delicias en un supuesto ajuste de cuentas por drogas

Una vecina de 65 años resultó también herida por una bala rebotada al salir al rellano alarmada por los disparos.

La juez ordenó el levantamiento del cadáver sobre las 20.30. El crimen se produjo sobre las 18.00 en el número 25 de la calle de Navas de Tolosa, pero el cadáver no fue retirado hasta dos horas y media después.
Matan a tiros a un joven en Las Delicias en un supuesto ajuste de cuentas por drogas
José Miguel Marco

Un joven de origen dominicano, de 24 años y del que solo se conoce hasta ahora su nombre de pila, Ariel, murió ayer tiroteado en su piso de Las Delicias en un posible ajuste de cuentas relacionado con la compraventa de drogas. Una vecina de 65 años, Pascuala B. A., que se asomó al rellano alarmada por los disparos, resultó también herida al ser alcanzada por una esquirla perdida. Sin embargo, parece que sus lesiones no revestían gravedad e incluso se esperaba que recibiera el alta médica a última hora de la noche.

Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía, poco o nada se sabe hasta ahora de la identidad del autor o autores del crimen, que se produjo sobre las seis de la tarde en el 2º C del número 25 de la calle de Las Navas de Tolosa. De hecho, al cierre de estas edición, los responsables del Grupo de Homicidios seguían esperando que la joven viuda –que tuvo que recibir asistencia médica al sufrir una crisis nerviosa tras enterarse de la fatal noticia– se tranquilizara para poder interrogarla. Los investigadores confiaban también en poder hablar pronto con la mujer que resultó herida de bala, ya que ella podría haber visto a alguna de las personas implicadas en el tiroteo.

Fue otra vecina de esta aciaga calle zaragozana –en ella mataron y sepultaron en hormigón a Rubén F.E. hace cuatro años– la que avisó al 091 tras escuchar hasta tres disparos. Cuando las primeras patrullas llegaron al lugar de los hechos constataron que, efectivamente, se había producido un tiroteo y que había un joven herido de extrema gravedad, así como una mujer que presentaba heridas de bala menos graves. Esta última fue trasladada por una ambulancia del 061 a Urgencias del Clínico, pero el varón ni siquiera llegó a ser hospitalizado.De hecho, falleció minutos después del tiroteo en su propia vivienda.

Los agentes estuvieron inspeccionando la calle de Navas de Tolosa de arriba abajo, mirando debajo de los coches y en las alcantarillas por si los autores del crimen se hubieran desprendido del arma en su huida. Sin embargo, parece que no hubo suerte. Quienes también estuvieron inspeccionando la vivienda donde ocurrieron los hechos fueron los especialistas de la Policía Científica. Lo hicieron de forma minuciosa y bajo la supervisión de la juez de guardia, que no ordenó el levantamiento del cadáver hasta cerca de las 20.30.

Al menos un disparo en el pecho

El cuerpo sin vida del joven dominicano fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde hoy está previsto que se le practique la autopsia. Según ha podido saber este periódico, la víctima recibió al menos un disparo en el pecho, por lo que estaba frente a su agresor cuando este abrió fuego. En cualquier caso, será la necropsia la que determine si el joven fue alcanzado por algún otro proyectil.

El fallecido estaba casado y tenía una niña de unos 4 años. Según explicaron anoche varios amigos también dominicanos, Ariel vivía en este piso desde hacía al menos cinco años y era un gran aficionado al baloncesto. "No entendemos qué ha podido pasar o quién ha podido hacerle esto", se lamentaba uno de sus compatriotas pendiente de la hija del fallecido, que seguía jugando con su amigas completamente ajena al drama familiar.

Etiquetas