Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

79 ayuntamientos aragoneses no presentaron a tiempo su balance al Tribunal de Cuentas

La Muela, Zuera o Alcañiz son los municipios más importantes que no habían presentados sus cuentas de 2013 al cierre del pasado año.

La Muela debe casi 900.000 eurps
79 ayuntamientos aragoneses no presentaron a tiempo su balance al Tribunal de Cuentas
Heraldo

Uno de cada diez ayuntamientos aragoneses no presentó en plazo su balance económico del año 2013 al Tribunal de Cuentas, según la información publicada por el propio organismo. Los distintos consistorios de toda España -al igual que otras entidades locales- debían presentar sus informes referentes al año 2013 antes del pasado fin de año. Un límite que de sobrepasarse, no obstante, no está penalizado de ningún modo.

En total, son 79 los ayuntamientos de Aragón que no han llegado a tiempo de cumplir con este requisito burocrático. La gran mayoría de ellos son pueblos pequeños -de menos de 1.000 habitantes-, aunque en la lista roja del Tribunal de Cuentas también aparecen municipios con mayor población, como Alcañiz, La Muela, Zuera o Mallén.

Desde la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias se explica que en el caso de los ayuntamientos más pequeños, que cuentan con menos personal, es posible que este trámite antoje algunas dificultades, aunque esto “no quita que cada municipio deba responder de sus responsabilidades”.

Por su parte, desde los ayuntamientos de mayor entidad, se alude a problemas burocráticos o logísticos para justificar el retraso. Tal es el caso de La Muela, donde se achaca a los problemas judiciales y económicos que ha tenido el municipio en los últimos años para explicar la demora. “Los cambios de interventor hicieron que las cuentas de 2011 y 2012 se presentaran con mucho retraso”, explica la Teniente de Alcalde del pueblo zaragozano, Rosa María Barceló, que no obstante espera que a partir de ahora “se puedan agilizar los plazos y trabajar ya con normalidad”.

Cabe recordar que La Muela ha tenido tres cambios de interventor en menos de dos años. Una situación que ha condicionado la vida política y económica del municipio, que ya venía lastrada a raíz de la gestión de la ex alcaldesa María Victoria Pinilla, envuelta en la llamada 'Operación Molinos'. No en vano, según los informes del Tribunal de Cuentas, el ayuntamiento envió el balance general del 2012 al Tribunal hace apenas tres meses, en noviembre del año pasado, cuando por plazo lo debería haber hecho once meses antes.

Desde el consistorio de Alcañiz, donde tampoco se presentó la cuenta general en plazo, se afirma que el retraso se debió a “problemas informáticos” y a la falta de días hábiles y de personal propia del mes de diciembre. No obstante, el Ayuntamiento turolense afirma que ya mandó la semana pasada los informes, y que estos no aparecen recogidos por el Tribunal debido a que la lista de cuentas presentadas se cerró al finalizar el año contable.Una demora aún sin sanción para los ayuntamientos

Por el momento, la regulación al respecto no contempla sanciones para los consistorios que no cumplan el plazo de presentación (algo que sí ocurre, por ejemplo, con las pedanías), aunque el Tribunal de Cuentas ya valoró en un escrito a mediados del pasado verano que se debería endurecer la ley al respecto y restringir a los ayuntamientos que se demoren por encima del plazo el acceso a subvenciones. Propuesta que a día de hoy sigue sin ser impulsada a pesar de la petición de este órgano.

Etiquetas