Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Cerca de 180 empresas se declaran insolventes en Aragón, la mitad que hace un año

El 63% de los empresarios de la Comunidad confía en que el 2015 sea aceptable, bueno o muy bueno.

Cerca de 180 empresas se declaran insolventes en Aragón, la mitad que hace un año
Cerca de 180 empresas se declaran insolventes en Aragón, la mitad que hace un año

La salud de las empresas aragonesas mejoró sustancialmente el año pasado, al menos si se atiende al número de insolvencias judiciales. Así lo pone de manifiesto el último informe del Área de Administración de Riesgos de Crédito y Caución, a partir de los datos publicados en el Boletín Oficial del Estado.

Según estos datos, un total de 178 empresas iniciaron un proceso concursal en la Comunidad, cifra todavía muy elevada si se compara con los registros de antes de la crisis, pero notablemente inferior a la del ejercicio anterior, cuando se declararon en quiebra 347 empresas, prácticamente la mitad (-49%).

Mientras, en el conjunto del país el descenso se situó en el 32%, con un total de 6.658 procesos frente a los cerca de 10.000 de 2013. Como explica Salvador Cored, director general de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), esta nueva realidad “es reflejo, por un lado, de los durísimos años vividos por el tejido empresarial y, por otro, de la progresiva mejoría de la situación económica y la actividad de nuestras empresas”.

Por provincias, fue Zaragoza la que mayor número de quiebras registró en los últimos doce meses al acumular 131 insolvencias judiciales, frente a las 25 de Teruel y las 22 de Huesca. Mientras que por sectores, los de servicios, construcción y alimentación fueron los que peor salieron parados.

Desde la CREA recuerdan que Aragón ha perdido en torno a 7.000 empresas desde el inicio de la crisis, proyectos que se han visto obligados a cerrar, con su consiguiente efecto sobre el empleo, la economía y la sociedad. “La criba ha sido muy exigente y la gran mayoría de las empresas

supervivientes lo son porque han hecho grandes esfuerzos y las adaptaciones necesarias”, señala Cored.

Por otro lado, “y además de los recientes cambios en la legislación concursal”, la situación económica ha iniciado “hace ya meses una mejora significativa que, aunque todavía insuficiente y con mucho camino por delante, tiene su reflejo en la actividad empresarial” apunta. “En esa dirección hay que seguir trabajando para consolidar y lograr mayor crecimiento económico y del empleo”, concluye.

Prudencia en el 2015

Tras el descenso de 2014, la evolución de las insolvencias en 2015 “dependerá de la solidez de los mecanismos que están impulsando la recuperación económica, que no son ajenos a la evolución de los mercados de nuestro entorno”, señalan los responsables del informe de Crédito y Caución.

“Aunque en 2015 se mantenga la tendencia de mejora iniciada hace cuatro trimestres, no parece probable que la concursalidad en España logre retornar fácilmente a los niveles anteriores a la crisis, donde lo habitual era registrar un millar de casos anuales”, indican. La insolvencia planteará en los próximos años “muchas dificultades para la actividad comercial” en un “nuevo entorno, más global y complejo”.

En Aragón, el 63% de las empresas confían en que el 2015 va a ser un año aceptable, bueno o muy bueno, si bien aplazan el optimismo para el año que viene, según se desprende del estudio de valoración anual realizado por la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza presentado este miércoles.

El informe refleja que las perspectivas para los siguientes años son muy favorables puesto que el número de empresas aragonesas que esperan buenos resultados se eleva al 87,1% para 2016 y al 89,1% para 2017. Por sectores, la industria y la construcción son quienes afrontan este año con mejores expectativas, mientras que las empresas de servicios confían en alcanzar mejores resultados empresariales en 2016 y 2017.

Etiquetas