Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AJE Aragón y el don de la oratoria

La celebración de los 25 años de la organización que agrupa a los jóvenes empresarios revela logros, buen rollo y alguna carencia.

La ponencia de Risto Mejide. El publicista habló de la importancia de la marca personal en la celebración de AJE Aragón en instalaciones de Ibercaja. Un discurso que en términos generales gustó a los asistentes.
AJE Aragón y el don de la oratoria
Guillermo Mestre

Tuvo la celebración de los 25 años de andadura de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Aragón momentos buenos (hasta con carcajadas), alguno entrañable sin llegar a la nostalgia ñoña... y también ratos aburridos. Con el auditorio lleno hasta la bandera, no en vano estaba en el cartel un ponente mediático, Risto Mejide, la organización que hoy preside Alejandro Calle hizo ruido, como pretendía, y puso de manifiesto que tiene entre sus asociados a hombres y mujeres llenos de ilusión, ideas y ganas de triunfar para, también, aportar lo suyo a una economía que queremos más dinámica y próspera. Y es ahí donde está la gran fortaleza de AJE, en sus personas, aquellas que generan empleo y riqueza con negocios tan diversos como los de Interdomicilio, Hiberus Tecnología, Nett Formación, Libelium, Plásticos Escanero, Centraldereservas.com, Demebesa, GRB, Nerion, Mitte y tantas otras empresas. En la cita del pasado martes en el Patio de la Infanta de Ibercaja se respiraba mucho buen rollo, ideal para un cumpleaños que cuenta lo suyo no solo por lo conseguido, sino por lo que queda por conseguir. AJEAragón tiene cuerda para rato y mientras siga haciendo los traspasos de sus dirigentes con normalidad (en su caso, la edad lo determina) y tenga en la retaguardia a personas tan dinámicas como Noemí Ruiz-Toledo las cosas irán bien.

La palabra

Acostumbrado a acudir a tantos foros, uno constata que los discursos planos, sosos y muy políticamente correctos abundan en exceso. Acaso por ello resultó más interesante y entretenida la ponencia del publicista Mejide, a pesar del carácter egocéntrico de este hombre, que ha sabido sacar partido de su presencia en televisión para explotar su marca personal (de eso vino a hablar, de la importancia de las marcas) y que no tiene empacho en exhibir imágenes y vídeos en los que aparece o reclamar a quienes integran el público a

unirse a su legión de seguidores en Twitter. Con aires de divismo, sin conceder entrevistas ni permitir que se grabara su alocución, el actual entrevistador de un programa de Cuatro (promocionado ahí, cómo no) dio más brillo a la gala, si cabe, por el contraste con casi todos los otros discursos escuchados esa noche. Quizás obligado por imprimir un tono institucional, al de Alejandro Calle le faltó calor. El tono de Fermín Albadalejo, secretario general de Ceaje (Confederación Española de Asociaciones de Jóvenes Empresarios) sonó muy a compromiso. De algunos expresidentes de AJE Aragón se esperaba más rasmia.... En resumen, que está claro que el don de la oratoria no es lo que más abunda. No, al menos, con la enjundia deseable. Las palabras de clausura de la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, por ejemplo, resultaron muy, muy frías. Además, fue la única que habló después de Risto. Rudi lo tenía fácil para dirigirse con cariño a una organización en la que están dirigentes con mucho futuro, pero no la aprovechó. La presidenta repitió eso de que –lo dice siempre– la primera prioridad de su Gobierno con los empresarios es "no estorbar", cuando son muchos los que han esperado siempre algo más. Una pena. Pero bueno, Risto dio un tono más ameno a la gala aunque hablara de su libro (literalmente), porque también soltó verdades salpicadas de ejemplos curiosos en publicidad y se metió –sin pasarse– con políticos de distinto signo.

Ética empresarial 

El nivel de los oradores que hablan en actos en Zaragoza subió al día siguiente del acto de AJEen el mismo Patio de la Infanta. Antonio Garrigues Walker disertó en una jornada organizada por la escuela de negocios Ceste sobre el futuro de la empresa y de nuestros jóvenes, demostrando carisma, saber estar y una amplia (y envidiable) visión del mundo. Al margen del discurso del jurista (ver entrevista en página siguiente), hay que reconocer la fidelidad de esta personalidad al centro educativo que preside José María Marín. Con ellos ha estado siempre que se le ha requerido y no hay más que ver cómo habla con Pilar Torreblanca para constatar que en Ceste se siente siempre en casa. Y que dure. Otros ponentes de la jornada fueron Juan Royo, Manuel Badal, Andrés Esteban y, del mundo empresarial, Jorge Villarroya (IQE) y Francisco Serrano (Ibercaja). Clausuró el evento el consejero aragonés de Economía, Francisco Bono.

Etiquetas