Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Un balón de oxígeno para los pueblos que se vacían

Preocupada por la galopante despoblación de muchos de sus 46 municipios, la Comarca reparte ayudas a fondo perdido a quien cree empleo.

Clase práctica de marcha nórdica de la empresa Activatravel.
Un balón de oxígeno para los pueblos que se vacían
Ha

Emprendedores contra la despoblación. Esta es la fórmula que ha puesto en marcha la Comarca Comunidad de Teruel para evitar que muchos de sus municipios se queden, más pronto que tarde, sin gente en sus calles. Por ello, la institución ha dado este año ayudas a fondo perdido a todos aquellos negocios que se han abierto en los pueblos pequeños o bien a las escasas empresas ya radicadas en ellos que han decidido ampliar su plantilla con contratos de al menos un año de duración apostando, así, por seguir dando vida a la localidad.

El objetivo es conseguir que los pueblos, muchos de ellos en situación de asfixia demográfica, se revitalicen. Algunos, como Lidón, Tormón, Aguatón o Alpeñés, cuentan con menos de 100 vecinos, buena parte de los cuales tienen más de 65 años. Fuentes Calientes, con 116 habitantes, ha visto cerrar su escuela este año por falta de niños mientras que otras localidades, entre ellas Orrios, Escorihuela o Libros, perdieron este servicio, esencial para el crecimiento de un pueblo, hace ya años.

La Comarca, muy extensa –2.804 kilómetros cuadrados– y formada por 46 municipios, cuenta con casi 44.000 habitantes, pero 35.000 de ellos se concentran en la capital turolense, mientras que los 9.000 restantes se reparten entre 45 localidades –a una media de 200 vecinos–, lo que da idea de la gravedad del proceso de despoblación.

Un total de 15 empresas –trece trabajadores autónomos y dos industrias– se han acogido a estas ayudas, que priman a aquellas localidades más despobladas. Así, en municipios de hasta 300 habitantes, las subvenciones pueden alcanzar los 600 euros, mientras que en pueblos de entre 300 y 600 vecinos, llegan solo hasta 400 euros. Por último, en aquellos núcleos cuya población se encuentra entre 600 y 3.000 personas, la aportación no puede superar los 200 euros. El importe global de las ayudas ha sido de 5.400 euros, si bien la institución comarcal, convencida de la necesidad de crear empleo para mantener a la población, tiene previsto aumentar la cuantía para el año que viene.

"Creemos que la mejor forma de luchar contra la emigración es apoyar el emprendimiento, que supone crear puestos de trabajo y fijar población", manifestó el presidente comarcal, Joaquín Juste. Entre los beneficiados por estas ayudas a fondo perdido hay agricultores, ganaderos, carpinteros, diseñadores gráficos hosteleros, comerciantes, panaderos o empresarios turísticos.

En Cedrillas, que con 552 vecinos es uno de los municipios más grandes de la Comarca, Lucía Fuertes puso en marcha el pasado mes de julio una empresa de planchado y arreglos de ropa para particulares y empresas. Le ha llamado ‘Luci te Plancha’.

Lucía estaba en paro y quiso rentabilizar la experiencia adquirida a lo largo de 13 años de trabajo en una cooperativa textil. Plancha a domicilio o bien recoge las prendas, las lleva a su casa, donde tiene instalado un equipo casi industrial, y las devuelve al cliente una vez terminadas. Ha conseguido en poco tiempo una cartera de clientes que ronda la veintena de personas y aunque afirma que, de momento, no puede vivir exclusivamente de este negocio, confía en que con el tiempo los ingresos aumenten. Gente que carece de tiempo libre por cuestiones laborales, o bien solteros y divorciados que detestan planchar, son sus mejores clientes.

Deporte en Santa Eulalia

Laura Játiva es otra de las emprendedoras que ha podido beneficiarse de las ayudas comarcales. Ha montado una empresa de servicios turísticos, Activatravel, en Santa Eulalia del Campo, una localidad a 32 kilómetros de la capital turolense que con 1.300 vecinos se sitúa en tercera posición, detrás de Teruel y de Cella, esta última con algo más de 3.000 habitantes.

Játiva enseña a grupos de visitantes o de vecinos las técnicas de la marcha nórdica, en auge por sus beneficios para el cuerpo humano. "Se fortalece la espalda, se adquiere la postura adecuada que perdemos con el tiempo y con los hábitos incorrectos en el trabajo, se activa la circulación y se mueven el 90% de los músculos, quemando más calorías que con otras disciplinas deportivas", explica Játiva. Similar al esquí de fondo, muchas personas quieren instruirse en este deporte como entrenamiento para hacer el Camino de Santiago o simplemente para disfrutar caminando por montañas y playas. El entorno de Santa Eulalia, con parajes ideales para dar largos paseos, es de gran ayuda para Laura a la hora de desarrollar su trabajo.

Aunque la cuantía de la subvención que llega al emprendedor es relativamente modesta, pues no supera los 600 euros, esta supone una inyección muy valorada en época de vacas flacas. "La ayuda es un poco escasa, pero todo es necesario a la hora de abrir un negocio", explica Laura Játiva. "Lo importante es que con estas subvenciones se abona el espíritu emprendedor que pueda existir en la Comarca", opina Lucía Fuertes.

Etiquetas