Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Realidades virtuales con corazón maño

Tres grupos de emprendores afincados en el Centro de Incubación Empresarial de Milla Digital (CIEM) han hecho de la realidad virtual, la imagen y los efectos visuales sus mejores salvoconductos para triunfar en el cine o conseguir clientes internacionales.

Algunos de esos mundos con los que el cine o los videoclips cautivan a los espectadores fueron creados desde un ordenador de Zaragoza. Ese edificio que vuela en mil pedazos, la bala que sale a cámara lenta del revólver o el galeón devorado por una ola gigante. También ese videoclip que ven millones de personas en la MTV o ese paseo por una realidad virtual que aparece con solo ponerse unas gafas que parecen llegadas del futuro. Los artífices: tres empresas de emprendedores del Centro de Incubación Empresarial de Milla Digital (CIEM), con diferentes áreas de negocio y un denominador común: las nuevas tecnologías.

Un paso por delante de todo lo que está por venir están los chicos de Deusens. Con solo 22 años, y recién licenciados, trabajan para generar contenidos para las gafas Oculus, la última adquisición de la multinacional Facebook. Las gafas, que pueden comprarse pero para las que es ahora cuando se están desarrollando aplicaciones, actúan en sí como una pantalla. Creadas en un principio para meter a los ‘gamers’ (jugadores de videojuegos) en un mundo paralelo de realidad virtual, se están diseñando contenidos aplicables a multitud de campos: modelar en 3D, tratar fobias haciendo inmersiones hiperreales o para diseñar películas de animación en 3D, donde los creadores siempre chocan con la pantalla en 2D.

Guillermo Zaragozano, Álvaro Monzón y Álvaro Antoñanzas emprenden esta aventura recién licenciados en Comunicación Audiovisual. No obstante, su objetivo más inmediato es ofrecer a empresas locales o tiendas unos servicios que las diferencien: por ejemplo utilizando los vídeos 360 grados, y con un diseño revolucionario de su imagen. "Si unas bodegas van a una feria y, durante la cata, los posibles compradores pueden estar dentro de una hiperrealidad, rodeados de viñedos, no lo olvidarán", coinciden.

El poder de la imagen

Tan brillantes como ellos, pero centrados en los efectos visuales, están los fundadores de RushVfx; Paul Lacruz (30 años), Javier Toledo (28) y Boris Martínez (30). Ellos hacen fácil lo difícil y engañan al ojo creando escenarios de la nada. Ahora están con la postproducción de la película "Bendita Calamidad", de Gaizka Urresti, que ganó un Goya. Lograr dobles perfectos de actores, recrear edificios en llamas o reflejar las secuelas de una supuesta paliza en un rostro sin una gota de maquillaje son algunos de sus quehaceres cotidianos. En el cine, como en la vida, las cosas no suelen ser lo que parecen; pero la magia del celuloide reside en esos pequeños (o grandes) trucos.

Además, pueden dar un vuelco a la carta de presentación de cualquier empresa y mostrar procesos o soluciones que exigirían páginas de explicaciones en una sola imagen, como sucede con la infoarquitectura y la ingeniería. Nada más fácil que saber cómo funciona un sistema de fijación que viendo sus entrañas en 3D. Nada más atractivo que recrear cómo quedará una urbanización de lujo donde ahora solo hay un solar.

Artistas y grandes firmas

Y si hay una empresa que rompe con todos los complejos de inferioridad aragoneses en cuanto al emprendimiento esa es UMO. Sus tres creadores, Raúl Romo, Mónica Martín y Fernando Ortega, regresaron a Aragón tras años de experiencia en Londres y en Brasil, donde han trabajado para la BBC, Disney o American Airlines.

Sus clientes: productores musicales internacionales, sellos discográficos de renombre, marcas como la BBC o ciudades como Londres y zonas como El Tubo zaragozano. Ellos crearon el videoclip de ‘In my Dreams’, uno de los éxitos de la música tecno, de Remady & Manu, con más de un millón de visualizaciones en ‘Youtube’. Cámara en mano, han acompañado a artistas internacionales en parte de sus giras, produciendo documentales con un acabado cinematográfico de lujo.

Ahora que han decidido regresar a su tierra (los tres son aragoneses) y traer consigo años de talento y experiencias, buscan clientes nacionales. Ofrecen caché, profesionalidad y un trabajo impecable.

Etiquetas