Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Un traje de caballero medieval, premiado en el concurso de las Bodas de Isabel

El certamen es uno de los pocos de vestimenta del siglo XIII que se promueven en España

María del Carmen Casero posa con las indumentarias del jinete, escudero y caballo ganadoras.
Un traje de caballero medieval, premiado en el concurso de las Bodas de Isabel
jorge escudero

Nuevas vestimentas, diseñadas con extremo rigor histórico, se añadirán este año a la recreación de las Bodas de Isabel, la fiesta que reproduce por las calles de Teruel la leyenda de los Amantes. Ayer se dio a conocer el fallo del concurso de indumentaria medieval, una actividad que cada año anuncia que esta multitudinaria celebración está a la vuelta de la esquina, y el traje de un caballero preparado para ir a la batalla, el escudero y la gualdrapa –la manta que cubre al caballo– fue la propuesta ganadora. Su autora, María del Carmen Casero, es una joven vallisoletana que el año pasado ya se alzó con el primer premio en este mismo certamen.

El conjunto de piezas de vestuario que formarán parte de la nueva edición de las Bodas, que se desarrollará desde el 19 al 22 de febrero, está inspirado en el infante Don Juan Manuel, autor del Conde Lucanor, un caballero, nieto y sobrino de reyes, de finales del siglo XIII que, según la ganadora, disponía de "una heráldica bastante vistosa".

La gerente de la Fundación Bodas de Isabel, Raquel Esteban, señaló que al concurso optaron 8 propuestas, la mayoría de las cuales presentaba "un alto nivel de calidad". "Cosa realmente difícil –añadió– porque el tema elegido, el ajuar del jinete en la batalla, era tan específico que nos temimos que asustara a los concursantes".

El certamen, que contribuye a dotar a las Bodas de Isabel de una ambientación de gran realismo, es uno de los pocos sobre indumentaria medieval que se organizan en España. A pesar de ello, alienta grandes pasiones en historiadores, amantes del diseño y de la costura que dedican muchas horas a la labor de investigación. María del Carmen Casero señaló que sobre la figura de Don Juan Manuel, su fuente de inspiración, existe abundante información tanto en antiguos documentos como en soporte digital, pero reconoció que muchos de los datos ofrecidos requieren de un exhaustivo proceso de verificación.

Tela de brocado en la vesta (traje superior), cota de malla y gambesón (especie de jubón acolchado) mullido para aguantar los golpes, túnica roja, camisa y calzas constituyen el atuendo del caballero medieval, "vestido a capas como una cebolla", según aclaró la autora. El escudero se presenta, a juicio de María del Carmen Casero, como un personaje imprescindible para cualquier caballero de la época. "En vestir al caballo nosotros hemos tardado casi una hora", explicaba la diseñadora.

"Esta labor no podía hacerla el jinete, tenía que ser su sirviente el encargado de preparar al animal para la algarada", añadió. Su vestimenta es la de un campesino; con túnica y capucha de colores tierra –los más baratos de la época– y de vastas telas.

El conjunto de la indumentaria ganadora se completa con los elementos que decoran al caballo, constituidos por textiles pintados a mano; el escudo de la batalla, realizado con cinco capas de tela para soportar las estocadas, y el estandarte.

Cartel anunciador

Ayer también se dio a conocer la imagen del cartel que anunciará la fiesta de las Bodas de Isabel, una ilustración que reproduce dos manos entrelazadas balo la silueta de la catedral de Teruel y sobre las que cae una lluvia de pétalos. El autor de esta obra es el portugués Álvaro Miguel Vieira, cuya participación en el concurso turolense demuestra, según la teniente de alcalde, Rocío Feliz de Vargas, que la actividad que se desarrolla en la fiesta de los Amantes "está teniendo repercusión fuera de nuestras fronteras". Raquel Esteban considera que el diseño de este año destaca por su "gran lirismo".

Etiquetas