Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los secretos de la longevidad lúcida

El proyecto 100-plus, una iniciativa de la Facultad de Medicina de la Universidad Libre de Ámsterdam, busca las causas de que la demencia esté más presente en unas personas que en otras

El proyecto 100-plus, una iniciativa de la Facultad de Medicina de la Universidad Libre de Ámsterdam, busca las causas de que la demencia esté más presente en unas personas que en otras. "Queremos estudiar a ancianos que, a pesar de ser muy mayores, no tengan síntomas", explica Henne Holstege, una de las científicas que trabajan en la institución holandesa. "Esperamos poder aprender de sus estilos de vida y sus genomas para saber cómo es posible que algunas personas comiencen a sufrir neurodegeneración a los 70, mientras que otras tienen un cerebro que funciona perfectamente a los 100".

El precedente de 100-plus es otro trabajo en el que Holstege y el equipo del que forma parte analizaron el ADN de las células sanguíneas de Hendrikje van Andel-Schippers, una anciana que murió en 2005 a los 115 años sin presentar un solo signo de demencia. "Su madre también vivió hasta los 100 en las mismas condiciones, por lo que parecía seguro que su genoma incluía elementos que la protegían", explica la investigadora.

Decidieron estudiar el material genético contenido en los glóbulos blancos de esta anciana porque los cambios que se producen en sus cromosomas a lo largo de la vida son más rápidos y numerosos que en las neuronas. Los resultados, publicados en la revista ‘Genome Research’, revelaron que la sangre de la anciana escondía nada más y nada menos que 400 mutaciones. "El problema es que el genoma es extremadamente complejo, por lo que es imposible detectar factores genéticos protectores utilizado solo un individuo", admite Holstege.

Ahora, los investigadores de la universidad holandesa obtendrán también muestras del cerebro de personas que cumplan los requisitos y deseen donarles este órgano para estudiarlo tras su muerte. "Detectando las regiones del genoma de centenarios sanos que difieren de los mismos fragmentos en personas con demencia esperamos encontrar los elementos genéticos que les protegen de la neurodegeneración".

Al igual que sucede con los resultados de los estudios estadounidenses, los descubrimientos del trabajo 100-plus se almacenarán en una base de datos que podrá ser consultada por otros investigadores. Sin embargo, una de las diferencias entre el trabajo holandés y el proyecto Resiliencia es que sus hallazgos no influirán en la vida de los voluntarios.

Una vez completado el análisis del ADN, los responsables de la universidad de Nueva York enviarán un informe donde se indicará a los participantes si han detectado o no la presencia de mutaciones relacionadas con alguna enfermedad. A quienes tengan alguna alteración que potencialmente pudiera tener un efecto protector, se les ofrecerá la posibilidad de seguir en el estudio para un análisis más minucioso: desde la secuenciación de su genoma completo a la descripción de su proteoma, el conjunto de todas las proteínas que se sintetizan a partir de sus genes.

Etiquetas