Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las familias crean una plataforma ciudadana contra el cierre del cuartel Sancho Ramírez

Quieren hablar con la alcaldesa de Huesca antes de que esta se reúna con el ministro de Defensa el 2 de febrero

Cerca de medio centenar de personas acudió a la asamblea convocada por las familias de los militares del Sancho Ramírez.
Las familias crean una plataforma ciudadana contra el cierre del cuartel Sancho Ramírez
Javier blasco

Si en 2006 se pudo parar ¿por qué no en 2016? Las familias de los militares del cuartel Sancho Ramírez de Huesca, cuyo cierre está previsto para el año que viene, dieron ayer el primer paso en firme y decidieron crear un plataforma ciudadana para impedir la clausura de las instalaciones por la reorganización del Ejército. La primera de sus acciones será solicitar una reunión con la alcaldesa para que reciba a los representantes del colectivo antes del 2 de febrero. Esta es la fecha en la que Ana Alós se reunirá con el ministro de Defensa, Pedro Morenés, para transmitirle su rechazo a esta medida.

Patricia Novo, portavoz de la plataforma de Afectados por el cierre del cuartel Sancho Ramírez, explicó que quieren hablar con la alcaldesa para conocer cuál va a ser su planteamiento ante el ministro y preguntarle qué información tiene ella respecto a la decisión del Ministerio. "Y nosotros le daremos a conocer nuestra postura y por qué no queremos que se cierre el cuartel", apuntó Novo tras la asamblea, que se celebró en el local de la asociación de vecinos Juan de Lanuza y a la acudieron medio centenar de personas.

Además de solicitar esta entrevista, la plataforma iniciará hoy la recogida de firmas con el fin de impedir la clausura del único acuartelamiento militar que queda en la capital oscense y donde trabajan cerca de 250 personas. Las mesas se instalarán hoy de 12.00 a 14.00 en los Porches de Galicia y a lo largo de la semana se establecerán en distintos puntos de la ciudad.

También se solicitarán reuniones con los portavoces de los grupos políticos, tanto los que tienen representación municipal en Huesca como los que preparan candidaturas para las elecciones del próximo mes de mayo. Se convocará asimismo a los agentes sociales para conseguir que se adhieran a la plataforma.

A la reunión de ayer acudieron, además de familiares de los militares, vecinos y empresarios que tienen contratas con el cuartel, como el servicio de limpieza y la cantina. Según comentó Patricia Novo, el cierre de estas instalaciones tendrá un impacto social y económico para la ciudad porque "no se trata solo de 250 trabajadores sino de 250 familias". Los impulsores de la plataforma confían en que este cierre se pueda impedir, como ocurrió en 2006.

Defensa anunció la clausura, pero ante la movilización ciudadana y el incremento de los reclutas frenó el cierre. De los 500 efectivos que había entonces en esta guarnición quedan 250.

Hacía meses que se rumoreaba que Defensa iba a cerrar el Sancho Ramírez pero la semana pasada saltaron todas las alarmas.Fue a raíz de la pregunta que el PSOE hizo en el Senado sobre cómo se integraba este cuartel en el Plan de Transformación de las Fuerzas Armadas. El Gobierno contestó que "consecuente con los planes de reorganización, las instalaciones del Sancho Ramírez dejarán de ser necesarias para los intereses del Ejército de Tierra a lo largo del año 2016".

Etiquetas