Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Casi el 70% de las plusvalías que se pagan por herencias no tienen bonificación

El vicealcalde, Fernando Gimeno, se niega a revisar este impuesto municipal pese a que su recaudación se ha disparado un 140% en dos años. "Es una suerte pagarla", asegura

El vicealcalde, Fernando Gimeno, en el pleno ordinario del pasado mes de diciembre.
Casi el 70% de las plusvalías que se pagan por herencias no tienen bonificación
Oliver Duch

Casi el 70% de los zaragozanos que se han visto obligados a abonar el impuesto sobre la plusvalía tras ser beneficiarios de una herencia no han podido acogerse a ningún tipo de bonificación. Pese a este dato y a que la recaudación de este tributo se ha disparado casi un 140% desde la entrada en vigor de la revisión catastral en 2013, el vicealcalde y concejal de Hacienda, Fernando Gimeno, anunció ayer que no está dispuesto a aplicar ninguna rebaja. Es más, llegó a decir que "es una suerte tener que pagarla".

Así se saldó ayer en la comisión de Economía y Hacienda el debate sobre este impuesto. El grupo del PP se había interesado por las gestiones del gobierno municipal para cumplir una moción aprobada en el pleno del pasado mes de diciembre. El citado acuerdo solicitaba una reducción de la carga fiscal de este tributo cuando se produce una herencia. Fernando Gimeno lo dejó claro: "No se ha hecho ni se va a hacer".

El Ayuntamiento aportó los datos vinculados a este impuesto. En 2014 hubo 25.595 recibos de la plusvalía, de los que 22.184 correspondieron a personas físicas y 3.411 a empresas. Esto supone un incremento del 7,90% respecto a 2013, en el que hubo 23.720 operaciones. De estas cifras, 15.118 plusvalías fueron por herencias, 9.858 por compraventas y 619 por donaciones. Las herencias registraron un retroceso del 2,26%, frente a las compraventas, que se incrementaron un 30,24%.

Estas operaciones supusieron una recaudación global del 56,2 millones, frente a los 45,3 de 2013, lo que supone un incremento del 24%. De esta cantidad, 28,9 millones estuvieron vinculados a compraventas (un aumento del 20,34%) y 25,7 a herencias (un 29% más). A esta cifra hay que sumar algo más de 2 millones de ejercicios anteriores para completar los 58,5 millones que se recaudaron. El Ayuntamiento esgrimió que las herencias, pese a suponer el 59% de las operaciones, aportan el 45% de la recaudación.

En la actualidad, solo hay dos posibilidades de beneficiarse de una bonificación en los casos de transmisiones por herencia. Existe un descuento del 75% para los valores catastrales iguales o inferiores a 40.000 euros, porcentaje que se reduce hasta el 45% para los superiores a 40.000 e inferiores a 70.000. El Ayuntamiento descartó aplicar en 2013 una bonificación general prevista en la ley que podía llegar al 60% durante los cinco años posteriores a la revisión catastral, que en el caso de Zaragoza duplicó los valores. Solo el 31% de los contribuyentes acceden a estas bonificaciones.

El vicealcalde señaló que el gobierno no ha tocado el impuesto en 2014 y achacó el aumento a un mayor número de compraventas, pese a que solo representan el 44% de la subida de la recaudación. "Es una suerte pagar la plusvalía, porque significa que uno vende o hereda", llegó a decir Gimeno. Sobre el incremento de la recaudación, afirmó:"Tendríamos que estar encantados".

El concejal del PP Jorge Azcón le replicó:"¿Es una suerte pagar la plusvalía? Pues páguela usted. ¿En qué mundo vive?". Le recordó que en 2012 eliminó gran parte de las bonificaciones y calificó este impuesto de "sablazo". "No hay incremento fiscal en la historia del Ayuntamiento como el de la plusvalía. Ha subido todos los impuestos en uno. Es un escándalo", afirmó. Frente a las críticas, Gimeno dijo que Zaragoza ocupa el lugar 28 de España en presión fiscal y subrayó que la plusvalía es un "impuesto llevable", dado que se paga de una sola vez.

Etiquetas