Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El tiempo de espera para ser operado en Aragón aumenta cinco días cada año desde 2010

Los sindicatos médicos ponen el acento también en el “retraso continuado” de las pruebas diagnósticas y las consultas externas.

Varios cirujanos en el quirófano del Centro de Investigación Biomédica de Aragón.
El tiempo de espera para ser operado en Aragón aumenta cinco días cada año desde 2010

A pesar de los distintos planes de choque que la Departamento de Sanidad ha puesto en marcha en los últimos meses, el tiempo que tardan de media los aragoneses en ser operados sigue aumentando progresivamente. Así lo recoge el último informe del Defensor del Paciente, presentado la semana pasada, en el cual se describe que la situación de la Sanidad aragonesa sigue siendo “prácticamente idéntica” a la del año anterior.

Según la asociación -que combina en su memoria datos oficiales publicados por el Ministerio y las Consejerías, junto con otros informes de colectivos implicados y las denuncias que recibe- la demora para ser operado en la Comunidad aragonesa se elevó durante el año pasado hasta los 80 días de media. Son cinco días más de los que se recogían el año anterior, y veinte más que los que había que esperar en 2010. Un deterioro que según señala la asociación se debe “a los continuos recortes que ha habido en Sanidad tanto a nivel nacional como autonómico”, y que también se han traducido por parte de la Administración en “listas de espera camufladas, cuando aún siguen en máximos históricos”, según denunció su presidenta, Carmen López, en la presentación de la memoria.

Pese a esto, la Sanidad aragonesa sigue estando mejor situada que la media española en lo que respecta al tiempo de espera para intervenciones quirúrgicas. De media, en toda España, la demora para ser intervenido se situó durante el año pasado en 96 días, cuatro menos que en 2013, siendo Castilla La Macha (150 días), Canarias (120) y Cataluña (120) las autonomías que salen peor paradas, mientras que el País Vasco y La Rioja -con 50 y 62 días de espera respectivamente- son las CC.AA. que sacan mejor nota en el balance del Defensor de Paciente.La lista de espera desciende, pero aún siguen pendientes 26.800 pacientes

En lo que respecta al número total de personas que aguardan para una intervención, el balance que hace el Defensor del Paciente tampoco varía de sintonía. Las listas de espera se han rebajado, pero en unas proporciones muy escasas.

Si en su anterior informe la asociación aseguraba que durante 2014 hubo de media al mes unas 27.000 personas pendientes de pasar por quirófano en Aragón, en el de este año reducen esta cifra a 26.800, apenas 200 menos. Una tendencia que se mantiene en el conjunto de España, donde “ninguna autonomía puede presumir de sus listas de espera”. En total, en todo el país se cerró 2014 con unos 598.750 pacientes pendientes de pasar por quirófano, ni un 4,5% menos que el año anterior.

Estos datos llegan después de que el pasado mes de junio el Departamento de Sanidad de la DGA pusiese en marcha un nuevo plan de choque con el objetivo de atajar el problema de las listas de espera. Dotado con más de 11,6 millones de euros, se fijó el objetivo de realizar 10.560 intervenciones que aligeraran las cada vez más extensas listas. No en vano, en el momento de su anuncio hasta 4.683 aragoneses llevaban más de seis meses a la espera de su operación, el máximo histórico registrado desde que se recopilan los datos.

Seis meses más tarde, según los datos oficiales de la DGA, el desembolso económico del plan de choque ha supuesto una reducción de la lista de espera de 1.317 pacientes. Un alivio que según explicó al presentar los datos el Consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, indican que la gestión de las listas “va bien”, a pesar de que hasta el 31 de noviembre del año pasado solo se hayan realizado 6.495 intervenciones de las más de 10.000 con las que se desarrolló el plan.

Las operaciones con más espera a esta fecha seguían siendo las de prótesis de rodilla (732 aragoneses seguían a la espera seis meses después) u oftalmología (246), especialidades en las que la DGA anunció el pasado mes de diciembre una nueva campaña de externalización con clínicas privadas, estrategia ampliamente criticada por los sindicatos médicos, pero defendida por el Departamento de Sanidad, que ha alegado en repetidas ocasiones que la colaboración con clínicas privadas ha sido también una herramienta habitual en las anteriores legislaturas.Los sindicatos avisan también de la demora en las consultas externas

Desde los sindicatos se mantiene que la falta de personal es la principal causa de esta demora generalizada. El plan de jubilación llevado a cabo por la DGA desde 2013 -que prevé que 581 médicos de más de 65 años dejen su cargo hasta 2017- no está siendo respondido con la llegada de personal que cubra su plaza, según explican. Un problema que no solo ha derivado en la acumulación de operaciones pendientes, sino en el “colapso” del sistema de consultas externas, pruebas diagnósticas, y especialistas.

“El Gobierno está centrando los recursos en intentar reducir las listas de espera quirúrgica, pero se está olvidando de las consultas de especialistas, de la prevención”, señala el presidente autonómico de Sanidad del sindicato CSI-F, Evangelino Navarro.

Las estadísticas oficiales publicadas por el Salud muestran este retraso de forma clara. Si en abril de 2014 había 3.080 aragoneses que llevaban más de cuatro meses pendientes de ser vistos en una consulta externa, en noviembre -últimos datos publicados- el número había aumentado hasta 4.523, siendo las consultas de dermatología (1.038 pacientes por diagnosticar) u oftalmología (2.053) las que acumulan a más personas pendientes de una citación que no llega.

“Es un error muy grave ya no solo desde el punto de vista médico, sino también desde el económico”, asevera Navarro, quien recuerda al Departamento que “un paciente que es diagnosticado a tiempo puede ahorrar muchos costes a la Sanidad Pública, además de, lógicamente, prevenir cualquier complicación”.

Etiquetas