Aragón

El Gobierno recorta las prestaciones a cerca de 45.000 beneficiarios de Muface

CSI-F denuncia que el Gobierno destina menos dinero al concierto con las aseguradoras y estas han recortado su cartera de servicios.

El Gobierno recorta las prestaciones a cerca de 45.000 beneficiarios de Muface
Efe

Hace tiempo que los sindicatos vienen denunciado que en los años de crisis el Gobierno central no ha dejado de recortar las partidas que sostienen la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface), a la que están adscritos en toda España más de 1,5 millones de personas, entre funcionarios y familiares de estos. La bajada de la asignación ha repercutido en la cartera de servicios sanitarios y ha empeorado el sistema, según denuncia la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

“Las cuotas de los funcionarios no hacen más que subir año a año mientras el Gobierno recorta la aportación a Muface”, denuncia Javier García Lisbona, responsable de Educación de CSIF-Aragón. García Lisbona advierte que en Aragón hay 45.000 beneficiarios de Muface que van a notar cómo la calidad del servicio se resiente, aunque no tanto como en otras comunidades. “En Madrid es donde van a registrarse verdaderos problemas”, señala el responsable sindical.

La reducción de aportaciones del Estado ya provocó la salida del convenio de las aseguradoras Mapfre y Caser en el año 2009. “Al Estado le sale mucho más barato que los funcionarios estemos vinculados a Muface que a la Seguridad Social”, valora García Lisbona, quien se pregunta qué pasaría si el millón y medio de personas que se benefician de este sistema se pasaran a la Sanidad pública.

La misma pregunta se han hecho varios diputados, entre ellos la aragonesa Susana Sumelzo (PSOE). Se han registrado varias iniciativas en el Congreso de los Diputados para que el Gobierno dé explicaciones sobre la encrucijada en la que se encuentra Muface. “¿Ha valorado el Gobierno las consecuencias que tendría la desaparición del modelo de Muface para la Seguridad Social?”, preguntaba al Gobierno Susana Sumelzo el 10 de diciembre. El Ejecutivo aún no ha contestado.

Un día después, Álvaro Anchuelo, diputado de UPyD por Madrid, se interesaba por los planes de futuro del Gobierno con Muface y recordaba que durante la crisis se ha ido reduciendo el remanente de tesorería, del que Hacienda ha sacado 1.052 millones desde 2009, “hasta situar dichas reservas por debajo de los 100 millones en la actualidad”. El actual remanente de tesorería no alcanza siquiera para cubrir los gastos de un mes, apuntaba Anchuelo. “El presupuesto de Muface, que en 2009 ascendía a 1.757,31 millones de euros, en 2014 fue de 1.588 millones”.

La Federación de Servicios Públicos de UGT (FSP-UGT) pidió a Muface que aclarara la situación de la mutua. Tal y como explica Alicia Hernández, presidenta de la gestora de FSP-UGT Aragón, la dirección general de Muface aseguró al sindicato que “en ningún caso” había problemas en la mutualidad e indicó que los conciertos con las aseguradoras se habían “producido y firmado”, y el presupuesto para 2015 “había aumentado un 0,9% con respecto al de 2014”.

Alicia Hernández advierte que en UGT tienen constancia de que se han producido presiones de las entidades prestadoras de servicios, que asegura que “son las que están generando el problema”. Hernández apunta que UGT vigilará que las prestaciones se prestan con normalidad y añade que el sindicato está a disposición de los mutualistas antes posibles conflictos.

En 2014 el CSI-F lanzó una encuesta entre sus asociados para pulsar la opinión que tenían de Muface. El 96% de los encuestados manifestó su preocupación por las prestaciones de la mutua y por la posible desaparición del modelo y el 87,5% dijo que la atención había empeorado en los últimos años. Nueve de cada diez participantes en la encuesta consideraban “insuficiente” la financiación del Gobierno y el 64,7% se mostró contrario a pagar mayores cuotas para beneficiarse del modelo.

Etiquetas