Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PSOE e IU cargan contra Rudi por su gestión "desastrosa" del Plan Impulso y el PP critica "los juicios políticos" de la Cámara

El órgano fiscalizador señala que solo se ejecutó el 62% y que se usaron partidas para pagar nóminas. La presidenta guarda silencio

El líder del PSOE, Javier Lambán, ayer, en el Centro Las Armas de Zaragoza.
PSOE e IU cargan contra Rudi por su gestión "desastrosa" del Plan Impulso y el PP critica "los juicios políticos" de la Cámara
oliver duch

El contundente informe provisional de la Cámara de Cuentas que cuestiona el Plan Impulso se saldó ayer con duras acusaciones de PSOE e IU a Rudi por su "desastrosa" gestión y con la crítica desde el Gobierno de Aragón a "las valoraciones políticas" que –a su juicio– hace el órgano fiscalizador. Como publicó ayer este diario, este informe revela que la DGA ejecutó solo el 62% de su proyecto estrella ideado para reactivar la economía, generar empleo y mejorar la protección social y que 73,3 millones acabaron desviados para pagar nóminas de profesores y médicos. Además, constata que se usaron parte de estos fondos para ampliar partidas infradotadas en el presupuesto. El dictamen, pendiente de las alegaciones del Gobierno, también advierte de que el Ejecutivo incumplió la ley al destinar recursos obtenidos de endeudamiento a abonar gasto corriente.

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, optó ayer por guardar silencio y no valorar el dictamen sobre su gestión durante los años 2012 y 2013. Fue al consejero de Hacienda, Javier Campoy, al que le tocó defender la gestión de su antecesor, José Luis Saz. Negó irregularidades o ilegalidades en la ejecución del Plan Impulso (habló solo de "incidencias"), pese a los pronunciamientos de la Cámara en sentido contrario, e insistió en que se trata de un informe "preliminar, parcial e incompleto" puesto que faltan las alegaciones. "El Gobierno siempre actúa de forma legal", argumentó Campoy.

Pero, en sus declaraciones, fue más allá y advirtió de que "bajo ningún concepto se puede admitir que la Cámara de Cuentas realice valoraciones políticas, que están fuera de lugar". A su juicio, este órgano cuestiona la conveniencia del Plan Impulso. En este sentido, defendió que el proyecto fue "una buena decisión política" porque generó 10.000 empleos reales netos y "posicionó a Aragón como una de las mejores comunidades a la hora de salir de la crisis".

El portavoz del PAR, Alfredo Boné, apuntó que este plan "fue una idea muy adecuada para crear empleo y políticas de crecimiento, tal como propuso el partido a raíz de la flexibilización del déficit en 2013" y recordó que fueron "muy exigentes" para que la ejecución fuese "real y efectiva". Por eso, instó al Gobierno a aportar "cuanta información sea necesaria" a la Cámara de Cuentas.

"Burla" a los aragoneses

Por su parte, el secretario general del PSOE-Aragón, Javier Lambán, acusó a Rudi de "burlarse" de los aragoneses cuando "vendió un grandísimo plan de empleo" que se convirtió en "un subterfugio contable para pagar a los funcionarios", en el que –a su juicio– "se han cometido irregularidades e ilegalidades en el manejo de las cuentas". Por eso, consideró que habrá que analizar las responsabilidades de la presidenta y del consejero de Hacienda. "No era tal el impulso, sino una burla, una utilización fraudulenta de los recursos públicos", apostilló Lambán, durante una jornada sobre la cultura aragonesa organizada por el PSOE para diseñar el programa electoral.

El líder socialista también acusó a Rudi de "mentir" e insistió en que "la imagen de buena gestora" de la popular es "una falsedad". "Es una gestora desastrosa que encontró una hacienda medianamente ordenada y que va a dejar una carga en forma de deuda y desorden difícilmente sobrellevables", reiteró Lambán, que pidió la comparecencia "inmediata"de Rudi para que dé explicaciones.

El portavoz de CHA, José Luis Soro, "por respeto a la Cámara" rehusó valorar un informe provisional, porque –en su opinión– "eso supone quebrar las reglas de juego democráticas". Sí lo hizo la portavoz de IU, Patricia Luquin, que –aunque recordó que era un dictamen pendiente de alegaciones– consideró la gestión del Plan Impulso "un fracaso más a apuntar a la presidenta Rudi". Luquin le recordó el incumplimiento del déficit dos años consecutivos y la deuda disparada. "Esto es el colofón a una gestión agotada y fracasada de Rudi", sentenció la portavoz de IU, que también anunció que solicitará la comparecencia de la presidenta en las Cortes. Hay que recordar que enero es periodo inhábil en el Parlamento, por lo que las explicaciones tendrán que esperar como mínimo hasta febrero.

No obstante, Luquin consideró que Rudi debería asumir responsabilidades políticas porque "era un proyecto personal" y confió –segura de que no lo harᖠen que en mayo "serán los votantes los que se pronuncien". Señaló que el Plan Impulso es "un reflejo de cómo ha gestionado toda la legislatura, en la que se ha demostrado el fracaso de su imagen de seriedad y austeridad". La portavoz de IU también criticó que este programa se utilizara para "parechear un presupuesto infradotado" y no para crear empleo y reactivar la economía.

Etiquetas