Aragón
Suscríbete

El temporal deja 40 centímetros de nieve y permite abrir las pistas de Panticosa

Apenas hubo incidencias en las carreteras ni en las rutas de transporte escolar en el norte del Alto Aragón.

A pesar del temporal, los aficionados disfrutaron de las pistas de Cerler
El temporal deja 40 centímetros de nieve y permite abrir las pistas de Panticosa
Aramón

Por fin llegó la nieve anunciada. El temporal dejó ayer 40 centímetros de manto blanco en las zonas más al norte del Alto Aragón, pero apenas causó problemas en las carreteras. La nieve ha sido muy bien recibida en los complejos invernales y, sobre todo, en Panticosa que gracias a estas precipitaciones estrenará mañana la temporada. Al cierre de esta edición, bajaba la cota y pueblos como Jaca comenzaban a teñirse de blanco, si bien para hoy se espera sol.

La nevada arrancó la noche del jueves. Los copos no cesaron de caer durante toda la madrugada y el Pirineo se levantó teñido de blanco. Pero solo fueron las estaciones y pueblos más al norte los que disfrutaron con la estampa invernal. Aramón aseguraba ayer que la nevada les había dejado más de 40 centímetros. También Candanchú y Astún recibían una buena capa que vendrá bien para ampliar sus dominios de cara al fin de semana y las próximas citas.

Sin embargo, en poblaciones como Canfranc o Panticosa, la nieve apenas cuajó. Aunque los copos se agarraron a los tejados y zonas verdes, apenas cambió de color la calzada. Las cadenas se limitaban a primera hora a los accesos a los complejos de esquí y alguna vía de la zona norte, como la carretera del balneario de Panticosa, la que une Montanuy con Castejón de Sos, o la que desde Bielsa va al pequeño núcleo de Espierba. Desde el departamento de Educación del Gobierno de Aragón aseguraron que no hubo incidencias en las rutas escolares y todos los autobuses cubrieron sus recorridos con normalidad, incluso en el municipio de Montanuy donde varios núcleos amanecieron con más de 10 centímetros de nieve.

Las máquinas se afanaron en limpiar las vías rápidamente y al mediodía no quedaba ninguna incidencia. También en las estaciones de esquí, las pisapistas trabajaron duro toda la jornada para ampliar el dominio esquiable y, en el caso de Panticosa, para poder inaugurar la temporada. "Están pisando las pistas, moviendo nieve y trabajando para el domingo", explicó Roberto Morales, director de la estación. Aunque no pudo confirmar con cuántos kilómetros podrán abrir sus puertas ya que dependerá de los trabajos que hayan podido realizar durante la pasada madrugada y del funcionamiento de los cañones, confió en que en breve puedan estrenar la nueva pista ‘Estrimal’ que permitirá a los aficionados, incluso noveles, bajar esquiando hasta el pueblo. También las precipitaciones que reciba el complejo influirán en los kilómetros de apertura y ayer, al cierre de esta edición, volvía a nevar en algunos puntos del Pirineo.

En Jaca, sobre las 20.00, comenzaron a caer copos débilmente que, en pocos minutos, fueron incrementando su tamaño y consiguieron teñir de blanco las calles. Pero tan solo media hora más tarde, las precipitaciones habían cesado.

Sin embargo, en las vecinas comarcas de Alto Gállego y Sobrarbe, a esa hora las cadenas eran obligatorias para circular en varias carreteras: en la A-136, desde Escarrilla hasta la frontera del Portalet; en la A-2606, el acceso al balneario de Panticosa; y en la A-138, desde Parzán al túnel de Bielsa.

También hubo precipitaciones en Ribagorza durante el día, pero no alteraron el normal desarrollo de la vida cotidiana. Salvo en las cotas más altas, las cantidades acumuladas no fueron considerables. "No ha habido incidencias reseñables", apuntó Arturo Minchot, responsable de Protección Civil en la Alta Ribagorza.

Para hoy se espera un día soleado, aunque con temperaturas que pueden bajar a los -8 grados en el Pirineo. Mañana, vuelve la nieve.

Etiquetas