Aragón
Suscríbete por 1€

Helio, reciclar un recurso fósil en peligro de extinción

El helio, segundo elemento químico más abundante del Universo después del hidrógeno, es muy escaso en la Tierra, y está en peligro de extinción. Se obtiene en los pozos de gas natural, donde se encuentra en pequeñas cantidades. Un 70% de la producción mundial se utiliza en forma de gas en la industria química y electrónica y un 30%, en forma líquida, a -2690C, en medicina e investigación. La Universidad de Zaragoza y el CSIC han patentado y licenciado una tecnología para recuperar el helio utilizado en hospitales y laboratorios de investigación.

Licuefactor comercial ATL160 en el momento de trasvasar el helio recuperado y licuado, procedente de un magnetoencefaló-grafo, en un centro de investigación médica en Munster (Alemania).
Helio, reciclar un recurso fósil en peligro de extinción

Disponer de helio líquido es la condición imprescindible para que funcionen tecnologías tan importantes y comunes hoy en día como la resonancia magnética o la magnetoencefalografía de los hospitales. Tanto en estos aparatos médicos como en los que se utilizan para investigación de materiales a bajas temperaturas, el helio hierve constantemente a -2690C, en consecuencia se evapora y, si no se recupera, se pierde en la atmósfera para siempre. Así ha ocurrido hasta ahora con el helio utilizado en todos los hospitales y en muchos laboratorios de investigación de todo el mundo, al no existir una tecnología sencilla y eficiente para su recuperación y licuefacción.

Un grupo de científicos de la Universidad de Zaragoza (UZ) y del Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (UZ-CSIC), formados en el grupo pionero en física de bajas temperaturas de los profesores Domingo González y Juan Bartolomé y ayudados por tecnólogos y personal técnico del Servicio General de Apoyo a la Investigación de la UZ, trabajando en colaboración con dos empresas americanas y una española, han desarrollado, patentado y comercializado en todo el mundo una nueva tecnología para la recuperación, purificación y licuefacción del helio utilizado en hospitales y laboratorios de investigación. Los equipos desarrollados son tan sencillos de instalar y manejar como cualquier electrodoméstico de hoy en día.

Para llegar hasta este resultado, en Aragón se llevan más de 40 años realizando investigación científica puntera a nivel mundial en áreas tan importantes para las aplicaciones industriales y médicas como el magnetismo y la superconductividad. La visión de futuro y el enorme esfuerzo de profesores como González y Bartolomé hicieron que la Universidad de Zaragoza fuera pionera en España en la recuperación y licuefacción del helio y, por tanto, en la investigación en física de bajas temperaturas.

Etiquetas