Aragón
Suscríbete por 1€

La 'Pasión por Aragón' de la Económica atrajo a 80.000 visitantes en Zaragoza

La exposición sobre el legado de la entidad aragonesa se despide del Patio de la Infanta

La exposición en el Patio de la Infanta de Ibercaja, días antes de su clausura.
La 'Pasión por Aragón' de la Económica atrajo a 80.000 visitantes en Zaragoza
josé miguel marco

Unas 80.000 personas han visitado en Zaragoza la exposición ‘Pasión por Aragón. La Real Sociedad Económica de Amigos del País’, que repasaba el importante legado de esta institución a partir de 500 piezas, que se han exhibido en el Patio de la Infanta de Ibercaja.

Pinturas de artistas como Francisco de Goya, o de Pablo Rubens, así como libros, documentos y muebles, entre otros objetos, relataban en esta muestra, que se desarrolló del pasado 22 de abril al 8 de enero, la ‘Pasión por Aragón’ de los fundadores de la Real Sociedad Económica Aragonesa Amigos del País, una institución creada en 1776 por un grupo de ilustrados.

La exposición recreó en un ambiente dieciochesco y con todo lujo de detalles la pasión de los fundadores de esta institución por el territorio, las ciencias, la botánica, el comercio, la comunicación y la educación.

En total han sido 306 obras y unos 200 documentos los que se mostraron en esta exposición, en la que también se recreaba en el Patio de la Infanta la Real Academia de Bellas Artes de San Luis, institución fundada por esta sociedad en 1792, y en la que pintores aragoneses de fama internacional, como Francisco de Goya y Francisco Bayeu, tuvieron un papel predominante.

Una muestra con continuidad

Una parte de estos fondos podrán seguir disfrutándose en el Museo Ibercaja Camón Aznar cuando este reabra en febrero con una nueva denominación, Museo Goya Colección Ibercaja, que es toda una declaración de intenciones.

La Económica, como popularmente se la conoce, ha cedido en depósito a la Fundación Bancaria Ibercaja 19 obras, de las que seis son de Goya y nueve de los hermanos Bayeu. De ellas, 18 se integrarán en la colección permanente del todavía hoy Camón Aznar y una se exhibirá en el Patio de la Infanta.

«Al poner en primer plano la figura de Goya, queremos que Zaragoza tenga en el museo una puerta abierta al pintor de Fuendetodos, al lado de la plaza del Pilar, que es la entrada natural a un discurso acerca de él. Lo que pretendemos es dar el primer paso, y luego habrá un segundo y un tercero», aseguraba recientemente Teresa Fernández, directora de la Obra Social de Ibercaja. Una forma de articular una ruta de Goya que dirija los pasos de turistas y estudiosos hacia otros centros con obras del maestro como el Pilar, el Museo Diocesano, el Museo de Zaragoza, la Cartuja de Aula Dei y Fuendetodos.

Las 18 obras que se van a depositar en el Camón Aznar van a conseguir plantear el entorno de Goya.

Los óleos sobre lienzo de Goya ‘Esopo’ y ‘Menipo’, ambos de 1778, ya se exhibían en el Camón Aznar y son las dos grandes piezas. Las otras cuatro obras del pintor de Fuendetodos que se incorporarán son: ‘Escena no identificada’ (óleo sobre lienzo, 1780), ‘Aparición de la Virgen a Santa Teresa’ y ‘La Virgen impone el collar a Santa Teresa’ (ambas óleos sobre tabla fechadas entre 1775-1780) y un autorretrato en lápiz.

De entre todos llama la atención el cuadro ‘Cristo crucificado’ de Felipe Abas, que se encuentra en la sede de la Económica, del que dicen los expertos que es de una calidad excepcional.

El futuro Museo Goya Colección Ibercaja acogerá también tres creaciones de Francisco Bayeu, de 1763 y 1764: el óleo ‘La caída de los Gigantes’ y dos estudios preparatorios a lápiz sobre él. De Ramón Bayeu serán cinco óleos: ‘San Agustín’, ‘Autorretrato’, ‘Apoteosis de Hércules’, ‘La Providencia’ y ‘Santiago Apóstol’.

Este conjunto se completa con los cuadros ‘Venida de la Virgen’ (1777), de José Luzán y ‘Sagrada Familia’, de José Vergara Gimeno, además del busto de Goya en escayola de Mariano Benlliure.

La única de las piezas cedidas por la Económica que continuará sus días en el patio de La Infanta es el óleo ‘Tocador de dama’ de Ramón Bayeu (tradicionalmente atribuido a Goya), donde ya se puede contemplar desde abril. La escena representa cómo peinan a María Teresa de Vallábriga, que da nombre a este singular espacio arquitectónico, mientras la observa el infante Luis de Borbón.

Etiquetas