Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Pinilla vuelve al banquillo por una decisión que puede costarle tres millones a La Muela

?El fiscal pide ocho años y medio de inhabilitación para la exalcaldesa por negarse a recepcionar unas obras acabadas desde el año 2008.

La que fuera alcaldesa de La Muela durante 24 años, María Victoria Pinilla, volverá a sentarse hoy en un banquillo. Pero no por la Operación Molinos, de la que es la principal imputada y por la que se le piden 37 años de prisión, sino por la denuncia que presentó contra ella la junta de compensación del Alto de La Muela por negarse a recepcionar de forma reiterada las obras de urbanización de este sector. Una decisión que ahora le puede costar ocho años y medio de inhabilitación a Pinilla, ya que esa es la pena que pide la Fiscalía acusándola de un delito de prevaricación. Los denunciantes, que entienden que no es autora de uno sino de dos delitos, solicitan casi el doble: 16 años.

Pero quien realmente podría resultar perjudicado por este pleito el propio municipio, ya que tanto la acusación pública como la particular proponen que el Ayuntamiento de La Muela sea declarado responsable civil subsidiario. Y ello podría generar un agujero de más de 3,5 millones de euros en las arcas del consistorio, ya que ese el perjuicio económico que la junta de compensación asegura que le ha generado la "conducta hostil" de la exalcaldesa. La pésima gestión de Pinilla dejó una herencia de 13,5 millones de deuda, lo que ha obligado a cerrar muchas de las instalaciones que se construyeron durante su mandato. Por ello, una posible condena supondría un auténtico varapalo para la economía municipal.

Como recuerda la Fiscalía en su escrito de acusación, fueron "numerosas" las gestiones realizadas por la junta compensación para que el Ayuntamiento de La Muela recepcionar las obras desde su conclusión, en el año 2006. El propio arquitecto municipal emitió un informe en el que concluía que los trabajos podían recepcionarse siempre que se ejecutaran unas obras para el bombeo de aguas residuales. Sin embargo, según el ministerio público, la exalcaldesa se negó a expropiar los terrenos afectados por esta actuación.

Los propietarios de los terrenos del "Alto de LaMuela", que tenían unas viviendas construidas a las que no podían dar salida porque el Ayuntamiento no recepcionaba las obra de urbanización, consiguieron que el asunto llegara por fin a pleno. Fue el 21 de julio de 2008, fecha en la que los concejales se mostraron a favor de recibir los trabajos. Pese a ello, la Fiscalía dice que Pinilla siguió negándose "de forma sistemática" a desbloquear el asunto, "desatendiendo" todos los requerimientos efectuados desde entonces y hasta la fecha.

Tres días de juicio

Los propietarios tratarán de hacer ver ahora al juez que el empecinamiento de la exalcaldesa les ha salido muy caro, ya que han tenido que afrontar gastos de seguridad, conserjería, jardinería o consumo de agua. A ellos suman el coste de las reparaciones y reposiciones de las que se ha tenido que encargar la junta de compensación durante todos estos años. De ahí que exijan que se les abone el importe de todos estos conceptos y los intereses.

El juicio comenzará hoy con la declaración de la única acusada, María Victoria Pinilla. Sin embargo, están previstas otras dos sesiones: una el próximo 27 de enero, cuando tendrán que declarar los once testigos citados por el titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Zaragoza; y otra el día 3 de febrero, fecha en la que intervendrán los peritos.

La defensa, a cargo de los letrados Fernando Rodríguez y José Antonio Visús, pide la absolución por entender que no se ha cometido delito alguno y que el asunto, en todo caso, debió plantearse por la vía contencioso-administrativa.

Etiquetas