Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Tarazona siempre gana en la DPZ

Tarazona logró la subvención más alta en todos los grandes planes de ayudas de 2012 y 2013 salvo en uno. En varios de ellos otros municipios recibieron la misma cantidad, pero nunca una mayor pese a que Calatayud, Utebo y Ejea tienen bastantes más habitantes

Tarazona siempre gana en los repartos de subvenciones de la actual Diputación de Zaragoza. O al menos eso se desprende de lo sucedido con los principales planes de ayudas de la institución provincial en los dos últimos años. La ciudad de la que es alcalde el presidente de la DPZ, el popular Luis María Beamonte, obtuvo la partida más elevada en todos esos programas menos en uno. No obstante, ni siquiera puede decirse que esa excepción sea tal, ya que se dio en un plan (el POS) que en realidad es complementario de otro (el PIEL) y en el conjunto de ambos Tarazona siguió siendo la más beneficiada con diferencia.

También es cierto que en varios de los planes aprobados en 2013 y 2014 hubo otros grandes municipios que obtuvieron la misma cantidad de dinero que la ciudad del Queiles –siempre, la más cuantiosa–. Sin embargo, a pesar de que Calatayud (21.000 habitantes), Utebo (18.000) y Ejea (17.000) son bastante mayores, ninguna de esas localidades recibió más dinero que Tarazona (11.000 vecinos).

Todos los grupos coinciden en que los presidentes de la Diputación siempre han beneficiado a sus municipios. Sin embargo, ese argumento sirve para repartir la responsabilidad entre los partidos que han gobernado, no para justificarlo.

En total, y sin contar las ayudas a dedo del gabinete de Presidencia u otras subvenciones directas, en dos años el municipio del que es alcalde Beamonte ha obtenido de la Diputación de Zaragoza 4,8 millones de euros. Le sigue a bastante distancia Calatayud con 3 millones, y después se sitúan Ejea (2,8), Utebo (2,5), Caspe (1,4) y Cuarte de Huerva (1,1).

Tarazona también encabeza el listado de las ayudas recibidas por habitante, al menos en lo que se refiere a los grandes ayuntamientos de la provincia –en los más despoblados ese dato puede dispararse, pero no es comparable–. En los dos últimos años, los grandes planes de subvenciones de la DPZ le han otorgado 438 euros por vecino, casi el triple de lo que le correspondió a Ejea. La capital cincovillesa, de la que procede el líder del PSOE aragonés, Javier Lambán, logró 162, una cifra mucho más cercana a las de Calatayud (142), Caspe (137), Utebo (135) y Cuarte (108).

Los principales planes de ayudas de la DPZ han repartido en los dos últimos ejercicios 56 millones de euros:40 en 2013 y 16 en 2014. De ellos, los más importantes son el plan de infraestructuras y equipamientos locales (PIEL) y el plan de obras y servicios (POS), que en ese mismo periodo distribuyeron 37 millones y que en realidad son complementarios: los ayuntamientos que no acceden a uno se benefician del otro, aunque unos pocos reciben ayudas de los dos.

Planes en parte discrecionales

Como ya publicó HERALDO –y reconocieron todos los grupos de la DPZ menos el PP–, tanto el PIEL como el POS tienen una componente discrecional muy importante. Ambos exigen una serie de requisitos objetivos y evaluables, pero también incluyen un criterio subjetivo de reparto que se utiliza para que las puntuaciones de la comisión valoradora puedan atender las preferencias que los grupos políticos han marcado previamente.

El resultado es que el dinero asignado a estos planes se distribuye entre los grupos políticos siguiendo un sistema de cupos en el que los responsables de los partidos pueden favorecer a unos municipios en detrimento de otros. En 2013 y 2014, Tarazona recibió del PIEL y el POS 3,3 millones de euros, un 65% más que el siguiente municipio –que fue Calatayud con 2 millones–.

En planes como el de servicios básicos o el de concertación no existe ese criterio subjetivo, pero las bases permitieron que el municipio de Beamonte recibiera la misma cantidad –hasta 500.000 euros cada uno– que los tres que tienen bastante más población –Calatayud, Utebo y Ejea–.

Especialmente polémico fue el reparto que se hizo del plan de apoyo al desarrollo industrial aprobado en 2013 –en 2014 no hubo–. Presentaron su solicitud de ayudas 31 localidades, pero solo se beneficiaron 9 y Tarazona obtuvo 540.000 euros, más de la mitad del millón disponible para todas las peticiones.

Entonces Beamonte aseguró que "si alguna subvención estaba justificada" era esa. El presidente de la DPZ también dijo en noviembre, después de que todos los grupos menos el suyo admitieran que existe un sistema de cupos en buena parte discrecional, que los criterios de reparto del PIEL y el POS son "correctos y justos".

Aunque las cifras pueden variar según los planes, al PP le corresponde un 39% de los fondos;al PSOE, un 37%; al PAR, un 19%;y a CHA, un 5%. Izquierda Unida, que no tiene alcaldes, está al margen de este sistema y lo ha denunciado repetidamente

Etiquetas