Aragón

Una moneda aragonesa constata los viajes de mallorquines a Canarias antes de la conquista

Pertenece a la época de Jaime II de Aragón y ha sido hallada en el yacimiento de ?Cueva Pintada.

Una moneda aragonesa constata los viajes de mallorquines a Canarias antes de la conquista

Una moneda aragonesa acuñada por Jaime II el Justo (1267-1327), rey de Aragón, de Valencia y conde de Barcelona entre 1291 y su muerte, y de Sicilia entre 1285 y 1302, se ha convertido en la primera prueba física que constata las visitas de viajeros a las islas Canarias antes de que las mismas fuesen conquistadas por la Corona de Castilla en el siglo XV.

El metal se recuperó en 1991 en Cueva Pintada de Gáldar (Gran Canaria), junto a otras 70 piezas que en su mayoría fueron asociados al posterior periodo de los Reyes Católicos.

Tras un estudio llevado a cabo durante años por el equipo de investigación del Museo y Parque Arqueológico de este yacimiento prehispánico y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se ha descubierto que esta particular moneda pertenece a la época en que este monarca estuvo al frente de la Corona de Aragón.

A pesar de que es muy complicado determinar con exactitud cómo llegó hasta allí, los expertos descartan que fuese después de la conquista, en el bolsillo de los soldados o colonos castellanos, ya que de nada les serviría una moneda antigua, de otro reino y que no era de curso legal en aquellos tiempos.

Por ello, a falta de pruebas directas del trayecto que siguió, consideran que la explicación más firme apunta a los navegantes mallorquines que viajaban hasta el archipiélago canario 100 o 150 años antes del desembarco castellano.

¿Por qué viajeros mallorquines?

"Los especialistas en historia prehispánica de Canarias suelen aceptar que en los siglos previos a la conquista las islas eran visitadas con cierta regularidad. Los hermanos italianos Vivaldi en 1291 y más tarde portugueses, mallorquines y castellanos protagonizaron por aquellas fechas frecuentes incursiones por el Mar de Canarias", explica María del Cristo González, persona encargada de dirigir el proyecto de investigación, quien considera que "se movían por las posibilidades que ofrecía el Atlántico en los intercambios comerciales con los países de las especias".

Así, "los misioneros mallorquines incluso fundaron en Telde en 1351 el Obispado de las islas de la Fortuna para velar por los aborígenes convertidos al cristianismo, estableciendo más arraigo que los llegados de otros lugares".

Por ello, "el dinero de vellón de Jaime II constituye el único ejemplo hasta ahora documentado de los distintos bienes de prestigio europeos que circularon entre los linajes aristocráticos indígenas durante la presencia mallorquina en la isla (1342-1393)".

La investigadora sostiene que "los antiguos canarios guardaban esas monedas como símbolo de prestigio, como objetos que daban a su poseedor cierta categoría o respeto social"

La moneda

Tal y como señala González, "el estado de conservación de la moneda es bastante malo y solo permite identificar con claridad parte de una cruz similar a la patriarcal o de doble travesaño que portan los dineros acuñados a nombre de varios reyes aragoneses a partir de Jaime I".

Además, "permite reconocer en la parte superior de la cruz dos puntos y se podría reconstruir las letras 'IA' correspondiente al inicio de la leyenda 'IACOBVS:REX' de estos metales".

El anverso se conserva peor y solo se intuye un fragmento de la corona de tipo triangular y el ojo en forma de almendra, que es propio de Jaime II.

También es posible intuir las letras 'ON', terminación de 'ARA-GON'.

Dejando a un lado la iconografía, González advierte que "la prueba definitiva fue el análisis metalográfico, ya que cada monarca acuñaba con distintos niveles de plata o cobre y los de esta moneda se correspondieron con las del mencionado monarca". 

Este tipo de acuñación de dinero jaqués se aprobó en las Cortes de Aragón de 1307 y atendiendo a Crusafont et al. 2013 (pp. 130-131) "se acuñó un volumen elevado (4 millones de ejemplares) durante 3 años en la ciudad de Sariñena".

Jaime II de Aragón y el vasallaje del Reino de Mallorca

?

En 1295 las Baleares dejaron de estar bajo el control de Aragón, ya que, a través del Tratado de AnagniJaime II el Justo de Aragón aceptó la decisión del papa Bonifacio VIII de devolver todas las islas a Jaime II de Mallorca

Dicho acuerdo, firmado en la mencionada ciudad italiana de Anagni y en el que también participaron Felipe IV de Francia y Carlos II, puso fin a diversos conflictos que aparecieron a raíz de la conquista aragonesa del reino de Sicilia por parte de Pedro III de Aragón. Además, se confirmó el tratado de Tarascón que terminó la Cruzada Aragonesa.

Sin embargo, Jaime II el Justo de Aragón consiguió que el reino de Mallorca continuase siendo su vasallo, a pesar de que no fue hasta 1298, con el renovado tratado de Argilers, cuando Jaime de Mallorca reconoció el vasallaje. 

Una relación que se mantuvo hasta 1343, cuando Mallorca se reincorporó, de la mano de Pedro IV, a la Corona de Aragón. 

De esta forma, atendiendo a la fecha de acuñación de la moneda aportada por los especialistas, se puede decir que, en el momento de su puesta en circulación, Mallorca no formaba parte de la Corona de Aragón.

Futuras investigaciones

A la luz de este descubrimiento, el Museo de la Cueva Pintada va a revisar otros elementos recuperados en el yacimiento que se han atribuido a los tiempos de la conquista (como algunas cerámicas) para averiguar si todos son castellanos o si se puede observar en ellos un origen distinto.

"Es evidente que el haber encontrado esta moneda nos ha hecho ver que pueden seguir apareciendo elementos que datan de fechas anteriores a la conquista y que nos pueden conducir a hipótesis que hasta el momento no nos hubiésemos llegado a plantear", concluye González.

Etiquetas