Despliega el menú
Aragón

“Las uvas se quedaron en la mesilla”

Los primeros aragoneses de 2015. La zaragozana Julia nació a las 0.18 en el Clínico. Siete minutos después, en el hospital de Barbastro, llegó Saúl, mientras que la turolense Elena nació a las 14.40 en el Obispo Polanco.

El primer oscense se adelantó. Saúl Blanco Loncán nació a las 0.25 en el hospital de Barbastro. Sus padres, Ioana Loncán y José Miguel Blanco, lo esperaban a partir del 10 de enero
“Las uvas se quedaron en la mesilla”
Javier Blasco

El primer bebé nacido este año en Aragón vino al mundo en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza. La niña Julia Utrilla Gasca fue la más madrugadora y puntual. Era esperada por sus progenitores para el primer día del año y no se retrasó: llegó dieciocho minutos después de que comenzara 2015 y pesó 3,150 kilos.

Sus padres, María Gasca y Daniel Utrilla, la mostraban ayer orgullosos y satisfechos porque a pesar de no haber podido comerse las uvas, el parto había ido muy bien y fue rápido. "Las uvas se quedaron en la mesilla –explicó la madre–. Yo pude cenar tranquilamente. Y a las 12 de la noche me metieron en el paritorio; fue todo tan rápido que casi no le dio tiempo a entrar a Daniel". "No importa, las uvas nos las tomaremos esta noche", avanzó.

La pareja, de Sobradiel, tiene ya otra niña de cuatro años. El padre contaba ayer que la pequeña esperaba muy ilusionada a su nueva hermana: "Aunque cuando vea el barullo que se ha montado con Julia por ser el primer bebé del año no sé cómo se lo va a tomar", apostilló.

De momento, la niña ha nacido "con un jamón bajo el brazo", tal y como explicó ayer Juan Ciércoles, gerente de La Manolica. Esta empresa, ubicada en Andorra (Teruel), inició el año pasado una campaña consistente en regalar un pernil de la Denominación de Origen Jamón de Teruel al primer bebé nacido en Aragón, en Teruel y en España. Según explicó Ciércoles, la iniciativa ha tenido un "tremendo éxito". Tanto es así que planean exportar la idea y el año que viene ampliar el regalo del jamón al primer niño nacido en el mundo.

En la provincia de Huesca, el primer bebé nació en Barbastro 25 minutos después de que las campanadas anunciaran la llegada del año nuevo. Saúl Blanco Loncán pesó 2,650 kilos y tanto él como la madre, Ioana, "están muy bien", afirmó ayer el feliz padre, José Miguel Blanco, un barbastrense de 28 años profesor en el CRA Baja Ribagorza y Ribagorza Oriental y exjugador de la Unión Deportiva Barbastro. Su esposa, de 31 años, también es profesora, aunque de Secundaria en el IES Hermanos Argensola de la misma capital del Vero. "Es el mejor regalo del inicio del año. Se nos han adelantado los Reyes", manifestó. Para ambos fue una sorpresa la llegada de su segundo hijo –el primero, Mateo, tiene 17 meses– ya que Ioana no salía de cuentas hasta el 10 de enero. Sin embargo, todo se precipitó ayer: "Fue todo muy rápido", explicó el padre, quien confesó que vivió una noche de nervios porque no sabían si iba a ser el último bebé de 2014 o el primero de 2015.

Teruel también tuvo nacimiento

Este año también Teruel tuvo su primer bebé del año nacido el día 1. En 2014, el primer niño nacido en la provincia llegó al mundo el día 2 en el hospital de Alcañiz.

Aun así, la primera turolense del año se hizo de rogar. El alumbramiento de Elena Lázaro Mateo en el hospital Obispo Polanco no se produjo hasta las 14.40 y fue por cesárea. El nacimiento no estaba previsto hasta el día 6 de enero. La niña, que pesó 2,6 kilos al nacer, es el primer hijo de José Antonio Lázaro y Begoña Mateo, ambos de Teruel y de 34 años.

Los padres, que se mostraron "encantados" con la llegada al mundo de su primer vástago, acudieron por la mañana al hospital con las primeras contracciones de la madre. Según Begoña, hasta ayer "nada hacía presagiar" la anticipación del parto. La alegría por la recién nacida se redondeó con la entrega de un jamón de Teruel regalado por el empresario Juan Ciércoles.

Etiquetas