Aragón

Heraldo Saludable

El primer bebé de 2015 en Aragón, una niña zaragozana nacida en el Clínico

El primer bebé del nuevo año, en la red pública de hosptiales, ha sido una niña que nació a las 00.18.

Julia, el primer bebé de 2015, con sus padres
El primer bebé de 2015 en Aragón, una niña zaragozana nacida en el Clínico
Guillermo Mestre

El primer bebé aragonés nacido en 2015  en la Comunidad Autónoma es una niña y se llama Julia. Es también el aragonés del año más madrugador.

El parto ha tenido lugar en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza a las 00.18 de la madrugada. La pequeña ha pesado 3, 150 kilos, según informan fuentes del Gobierno aragonés.

En Huesca, el primer bebé del año, Saúl, nació en Barbastro a las 0.25 de la madrugada. En Teruel se espera el primer nacimiento para esta tarde. 

Julia es la segunda hija de María Gasca, de 35 años, y Daniel Utrilla, de 36, vecinos de Sobradiel (Zaragoza), quienes aunque tenían fecha para el día 1 la llegada de Julia les ha sorprendido por ser "demasiado puntual".

En declaraciones, Daniel Utrilla ha reconocido que el nacimiento de la segunda niña ha sido un "imprevisto", ya que creían que se iba a adelantar, pero aún esperaban menos el "notición" de que fuera la primera del año en Aragón, un hecho que ha calificado de "original" y que están dispuestos a disfrutarlo.

María Gasca comenzó con "pequeñas contracciones" a las cinco de la tarde de ayer, por lo que decidieron partir hacia Zaragoza, ciudad que dista de su pueblo a 27 kilómetros, y una vez en el Hospital ya no la dejaron regresar a casa y se quedó ingresada.

La mamá ni cenó ni pudo tomar las uvas porque a esas horas ya "no tenía cuerpo" y ya se encontraba en la sala de dilatación, además de que el parto, que fue natural, fue "muy rápido".

Ahora Daniel espera que su mujer se recupere pronto, aunque se encuentra "muy bien", al igual que la niña, que "ya está tetando", para irse pronto a casa a presentar a Elsa, la mayor, de 4 años, su nueva hermanita.

De momento, según el papá, la mayor "lo lleva muy bien" porque quería una niña para poder jugar, pero "ya se verá cuando llegue a casa", temiendo que pueda tener algún episodio de celos.

Etiquetas