Aragón

CHA denuncia que no se ha completado ninguna de las 10 autovías pendientes

Ha denunciado que después de 15 años de espera todavía no hay "ni una sola" de las diez autovías.

El secretario de Vertebración Territorial de CHA, Gregorio Briz, ha denunciado que después de 15 años de espera todavía no está completa "ni una sola" de las diez autovías previstas, lo que, a su juicio, demuestra que "Aragón nunca ha estado entre las prioridades de los sucesivos Gobiernos del Estado".

Para Briz, este dato "es solo un ejemplo más" y lo que es peor ante esta situación es que "tampoco hemos tenido Gobiernos de Aragón capaces de reclamar con rasmia las infraestructuras que necesitamos".

Esta situación, según Briz, implica que las inversiones se repitan "año tras año" en los Presupuestos Generales del Estado porque "lo contemplado o no se ejecuta o las partidas son tan escasas que no permiten comenzar las obras".

"Si en mejores épocas económicas no se invirtió lo suficiente en Aragón, ahora solo podemos esperar a que cambien los gobiernos de España y el del Pignatelli para evitar que esta situación se enquiste por décadas".

CHA destaca que no se han completado la A-2 (Madrid-Barcelona), ni la A-14 (valle del Ebro-Pirineo), la A-15 (Medinaceli-Soria-Tudela), la A-21 (Pamplona-Huesca-Lleida), la A-22 (Huesca-Lleida), la A-23 (Somport-Sagunto), la conexión entre Daroca y Calatayud de la A-24, la A-40 (Cuenca-Teruel), la A-68 (Mallén-Figueruelas) y tampoco la unión por autovía de A-23 y A-2 entre Monreal del Campo y Alcolea del Pinar.

CHA alude a los informes de la Unión Europea sobre los déficit de infraestructuras en los que se constata que Aragón es uno de los territorios con una menor densidad de autovías de toda la Unión y "el peor" si la comparación se limita a España.

En total, Eurostat ha calculado que en esta Comunidad hay dieciséis kilómetros de autovía por cada 1.000 km2 de superficie cuando la media de todo el país es de 29 kilómetros e incluso con algunas comunidades "con siete veces más vías de comunicación que Aragón", destaca CHA.

Briz denuncia que la diferencia de trato en inversión no solo se da con comunidades con poca superficie y mucha población, como puede ser Madrid, sino "también con las que son de extensión similar", como Castilla y León y Castilla-La Mancha. 

Etiquetas