Aragón

Serrat no se plantea la jornada continua, pese a las más de 13.000 firmas recogidas

El grupo 'Sí a la Jornada Continua en las Escuelas de Aragón' se ha concentrado en la DGA.

Concentración por la libre elección de la jornada escolar en la DGA
Serrat no se plantea la jornada continua, pese a las más de 13.000 firmas recogidas
Laura Uranga

El grupo 'Sí a la Jornada Continua en las Escuelas de Aragón' se ha manifestado este lunes a la puerta de la DGA para mostrar su descontento con el actual horario escolar, que obliga a los centros aragoneses a tener una jornada partida. Sin embargo, la consejera de Educación, Dolores Serrat, ha anunciado que no se plantea ampliar la jornada continua en esta legislatura. 

Este colectivo ha recalcado que catorce comunidades autónomas tienen una normativa que permite la libre elección de jornada. "No queremos que se estanque el tema dos años más cuando cambie la legislatura", ha anunciado Miriam Ortega, una de las portavoces. Al mismo tiempo ha añadido que el CEIP Monzón III lleva aplicando la jornada continua desde el curso 2013-2014 por elección de la DGA. "Todos debemos tener los mismos derechos", ha subrayado. 

Los portavoces de la plataforma, Miriam Ortega -de la provincia de Zaragoza- y Gonzalo Ruiz -de Teruel- han entregado las más de 13.000 firmas que han recogido en menos de tres meses. "Se han conseguido a través de dos vías: en papel tenemos 9.072 y por internet 4.033", destaca Ortega. De hecho, algunos padres y profesores acudieron a la cita con las firmas que recogieron durante los últimos días de clase.

Tanto padres como profesores han participado en esta recolección de rúbricas. "La jornada continua es lo mejor para poder conciliar la vida laboral con la escolar porque no hay casi ningún trabajo que empiece a las nueve de la mañana y termine a las doce y media", ha explicado Carmen Luño, madre de dos niños que acuden al colegio Juan Pablo Bonet de Movera. 

Por su parte, Ricardo Ejea, padre de otro alumno de este centro, ha destacado que los políticos no entienden que la forma de vida ha cambiado en los últimos años. "Antes las mujeres eran amas de casa y tenían tiempo para llevar a los niños a cualquier hora al colegio, pero ahora con los trabajos es mucho más complicado", ha resaltado. También ha afirmado que si lo que se teme es que no se pierdan los puestos de trabajo de las monitoras de comedor, lo que se debería hacer es seguir manteniendo este servicio. "Hay muchos padres que tampoco pueden acudir a las dos de la tarde y que seguirían dejando a sus hijos en el comedor". 

Otra de las razones para implantar este horario es el mayor rendimiento que puede proporcionar a los alumnos. "Está demostrado por la experiencia de otros centros que es más beneficio para los estudiantes", ha manifestado Ortega. Una opinión similar a la que tiene Beatriz Gómez, profesora del centro Miguel Artazgos de Utebo. "Da mayor rendimiento además de que teniendo las tardes libres, los niños pueden acudir a diferentes extraescolares", ha asegurado. 

De esto este colegio es uno de los que más firmas ha recogido para esta iniciativa. "Tanto los centros de Utebo como los de Cuarte y la Puebla de Alfinden son los que más han conseguido en la provincia de Zaragoza", ha sostenido. Por su parte, en Teruel destaca el centro El Ensanche y en Huesca el colegio Pirineos-Pyrénées.

Etiquetas