Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La norma para regular las 1.500 vías de escalada de Guara estará lista en primavera

El patronato ha dado el visto bueno a la regulación consensuada con los montañeros, que clausura cuatro zonas

En el entorno del pantano de Vadiello hay varias vías de escalada.
La norma para regular las 1.500 vías de escalada de Guara estará lista en primavera
heraldo

El Parque Natural de Guara suma más de 1.500 vías de escalada, siendo la zona de Mascún la más prolífica con un tercio de las mismas en poco más de 11 hectáreas. Este es uno de los datos que se desprende del informe consensuado entre los técnicos del departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y los montañeros para regular esta modalidad deportiva que cada vez atrae a más aficionados y evitar la práctica en zonas que pueda dañar la avifauna o la flora. La norma que va a regular esta actividad ante el ‘boom’ de los últimos años–Rodellar está en el ‘top ten’ mundial – podría estar lista esta primavera, después de que el Patronato haya dado el visto bueno al documento que establece cuatro zonas de tranquilidad en las que no se podrá escalar y se limite en otras durante meses por la anidación de aves.

"Son zonas de vital importancia para las especies silvestres, especialmente de la avifauna rupícula". Así describe el documento las zonas de tranquilidad, en las que se prohíbe la práctica de la escalada y la apertura de nuevas vías. En total, son cuatro sectores del entorno del barranco de Balcels y el río Alcanadre. En dos de ellas se escalaba, mientras que las otras dos solo eran susceptibles de poderse ascender en un futuro.

Uno de los principales logros, según resalta el presidente de Peña Guara y representante de la Federación de Montaña en el Patronato, Manuel Bara, es la definición de la escalada deportiva y clásica. "Son conceptos que, me atrevo a decir, podrán servir para otras áreas de Aragón e incluso del resto de España". Y es que, insistió, esta filosofía que se recoge en el anexo "es lo más difícil de plasmar". A grandes rasgos, se recalca que la modalidad clásica es la que consiste en subir o recorrer paredes de roca o laderas escarpadas empleando medios de aseguramiento recuperables en casi su totalidad, mientras que la deportiva se sirve de seguros colocados fijos en la pared.

En el informe, además de las zonas declaradas de tranquilidad, se establecen otras limitaciones.

Según explicaron desde el Gobierno aragonés, la práctica deportiva se podrá realizar todo el año, excepto en Quinzans (junto al río Vero), donde queda limitada del 1 de agosto a marzo. Para la clásica, según el documento, se diferencian dos zonas en las que se ha habilitado un tiempo hábil para su escalada en función de la fauna y flora a proteger. En las declaradas de uso limitado 3 solo se podrá escalar del 1 de agosto al 30 de noviembre. Es un mes menos que hasta ahora (antes empezaban en julio) ya que, según han comprobado los expertos, hay pollos de aves protegidas que comienzan a volar más tarde, que salen con un mes de retraso del nido. Mientras que en las que se incluyen dentro del uso limitado 2 se autoriza la escalada durante todo el año en modalidad clásica.

Asimismo, señala el documento, se ha preferido ‘sacrificar’ zonas ya masificadas y con mayor concentración. Y apunta que para cada sector se ha estudiado el periodo de tiempo hábil más deseable conforme a la fauna y flora a proteger. También, subraya, se ha tenido en cuenta el exceso de sectores en una zona o la conveniencia de prohibir la apertura en zonas vírgenes o de reciente apertura para evitar su proliferación.

También se apunta que se ha de intentar realizar una cartografía detallada para su posterior uso, gestión y publicación. Y es que el inventariado en el que se apoyará la norma, señalan en el documento, es un escrito abierto pues "no ha habido tiempo material para la localización de todas las vías de escalada abiertas". Asimismo, se establece que dos años después de haberse puesto en marcha, la dirección del parque deberá evaluar las afecciones a aquellas zonas o sectores de escalada que se detecten, determinando en cada caso si son compatibles con la protección de Guara y, si procede, autorizándolas en las condiciones que se consideren oportunas.

Etiquetas