Despliega el menú
Aragón

Más de 2.000 kilos de explosivos ponen fin al problema de desprendimientos en Langa

La empresa Hernando y Dueña trabaja desde este miércoles en retirar la piedra de la N-122.

Explosión controlada en la N-122
Más de 2.000 kilos de explosivos ponen fin al problema de desprendimientos en Langa
Mariano Castejón

Una voladura de 2.500 kilos de explosivos derrumbó este miércoles el talud del que cayó una piedra el pasado mes de agosto en la N-122 a la altura de Langa de Duero.

Una explosión controlada que congregó a muchos vecinos y curiosos que se acercaron hasta la zona del desvío de la localidad ribereña para contemplar estos trabajos.

Desde primera hora de la mañana de este miércoles se cortó la carretera, desviando el tráfico por la travesía de Langa, mientras la empresa sanestebeña Hernando y Dueña trabajaba en preparar la vía para la caída del material y la colocación del explosivo en el talud, junto a técnicos del Ministerio de Fomento, responsables de las obras de demolición.

Aproximadamente a las 14.30 horas se procedía a la explosión controlada arrojando entre 8.000 y 9.000 metros cúbicos de piedra caliza sobre la carretera.

Los langueños visitaron durante toda la jornada la zona, acordonada por motivos de seguridad para observar tanto la voladura, como los trabajos de retirada de la piedra a dos caminos locales.

Ahora, desde Hernando y Dueña trabajan para retirar todo el material con una oruga, tres máquinas y varios camiones, extendiendo, picando y cargando en los vehículos el material que alcanza los cinco metros de altura sobre el asfalto.

Con estos trabajos se pondrá fin a los desprendimientos que afectaban a la zona del desvío.

Etiquetas