Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

"Los jugadores están a gusto, los veo disfrutar"

Ranko Popovic repasa algunas de las cuestiones de actualidad del Real Zaragoza

El técnico confía en Whalley, exige algo más de tiempo, y subraya la relevancia de una buena armonía con el club

Ranko Popovic, anoche, en el plató de Play Zaragoza de ZTV.
"Los jugadores están a gusto, los veo disfrutar"
oliver duch

Es su tercera semana en Zaragoza, y pocas cosas son novedad ya para Ranko Popovic en su nuevo club y en su nueva ciudad. De momento, vive en plena rutina. Acude a la Ciudad Deportiva, a las oficinas de la Romareda, se empapa algún partido del rival de turno o del Zaragoza, asiste a alguna reunión y atiende a los medios de comunicación que lo solicitan, como anoche con el programa ‘Play Zaragoza’ de ZTV. De momento, poco tiempo para nada más que el fútbol y los futbolistas. "Están siendo mi familia", asegura. Después de casi 20 horas de trabajo con ellos, dos partidos y más de 10 horas de viaje en autobús, el técnico serbio tiene bien formada la idea de su nuevo equipo. Ha traído un nuevo método y un nuevo estilo de juego, pero Popovic apunta que la sintonía con el vestuario ha sido absoluta. "No quiero comparar con nada ni nadie. Puedo decir que me han recibido perfectamente y veo a los chicos a gusto, muy satisfechos con lo que estamos haciendo. Los veo felices. A algunos, disfrutando mucho", asegura.

Después de dos jornadas, Popovic solo echa en falta una cosa: tiempo. "Quiero que el equipo tenga continuidad", asegura. Esa es la principal arista que le encuentra al juego. "Pero es difícil obtenerla cuando tienes que cambiar tanto de jugadores", admite, en referencia al aluvión de bajas contra el Albacete. "Hay tiempo para que el nivel de los jugadores y el equipo aumente. Del último partido, sacamos conclusiones positivas. Hay futbolistas que jugaron y van a estar ahí para cuando se les vuelva a necesitar", indica.

"Rico, por ejemplo, nunca había jugado de central y lo hizo muy bien, con una actitud sensacional desde que supo que debía hacerlo. Diogo me pidió no ser central porque no se sentía cómodo y desconocía el puesto. Pensé en meter a José Fernández en la izquierda, pero preferí dejarlo donde está y hacer los mínimos cambios posibles", asegura. ¿Y le inquietan los problemas defensivos pese a la pegada de su ataque? Responde Popovic:"No hay defensas y ataques. En un equipo defienden y atacan todos. Y eso busco, un conjunto redondo, que haga junto lo uno y lo otro. Tenemos que marcar, pero también funcionar en conjunto para defender mejor".

En la portería, Whalley ha perdido la seguridad de principio de temporada. Popovic entiende que se abran debates sobre si debe seguir en el once o no, pero no participa en ellos. "Yo hablo con él. Hoy –por ayer– lo he vuelto a hacer, y está con mucha confianza . Yo también confío en él, como lo hago en todos. Tengo tres números uno, los tres porteros son iguales para mí", apunta.

Popovic sabe de dónde viene el Zaragoza y enuncia una de las claves para que el equipo coja el camino de Primera División: "El ambiente del club influye mucho en el estado de un equipo. Si no hay armonía, es muy difícil el trabajo y arreglar las cosas. Yo me siento muy arropado, todos en la directiva me están ayudando constantemente. Todos debemos ir en una dirección. También la afición. No somos el Zaragoza de antes, el de Primera o Europa. Pero vamos a ir hacia ahí paso a paso.

Necesitamos el apoyo, también la crítica, pero mientras jugamos necesitamos a la gente con nosotros". Y recalca Popovic: "Vamos a hacer todo lo posible para devolver al Zaragoza a Primera. Ahora mismo no me preocupa que el ascenso directo esté a ocho puntos. Son matemáticas, pero en el fútbol las matemáticas solo tienen sentido si ganas el siguiente partido. No me preocupo ahora de nada más que eso".

Etiquetas