Despliega el menú
Aragón

El 60% de las horas extras investigadas por el Ministerio de Empleo son irregulares

La Inspección de Trabajo aflora 200.000 casos que estaban sin dar de alta en la Seguridad Social o con una jornada inferior a la real

Hacer horas extraordinarias en el trabajo sin ninguna remuneración o con una retribución inferior a lo legalmente establecido. Esas son algunas de las irregularidades que la Inspección de Trabajo se ha encontrado en el 60% de los casos que ha analizado. En concreto, detectaron infracciones que afectaban a 27.079 trabajadores de los 43.482 a los que se realizaron controles, según los datos ofrecidos ayer por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en su intervención en la sesión de control del Gobierno en el Congreso.

El afloramiento de este empleo no remunerado se debe al plan de control de horas extraordinarias puesto en marcha por los servicios de inspección. En total ha realizado 2.924 actuaciones en lo que va de año frente a las 2.888 en 2013. En este sentido, la ministra señaló que el Ejecutivo "ha mejorado y reformado" el contrato a tiempo parcial para prohibir las horas extras y pedir al empresario que especifique día a día las horas de la jornada trabajada. Y es que era precisamente este tipo de contrato el que más horas extra no retribuidas acumula hasta incrementarse un 104% desde 2012. Además, Báñez también destacó en respuesta a una pregunta del diputado socialista Rafael Simancas, la "gran labor" realizada por su departamento en la lucha contra el fraude en la Seguridad Social.

De hecho, la titular de Empleo subrayó que la inspección también permitió regularizar las condiciones laborales de 320.000 trabajadores que eran "víctimas de las malas prácticas de sus empresas". En concreto, las investigaciones permitieron aflorar más de 200.000 empleos que no estaban dados de alta en la Seguridad Social o lo habían sido por una jornada inferior a la real. "El empleo y su calidad ha sido una prioridad y por eso pusimos en marcha una lucha contra el fraude a la Seguridad Social que está dando resultados muy importantes", afirmó.

Unas explicaciones que no convencieron a la oposición. De hecho, Simancas le reprochó que solo el 1,13% de las inspecciones de trabajo persiguen captar los 10 millones de horas extras que se trabajan y no se cobran o "los contratos a tiempo parcial que tienen jornadas esclavistas". En opinión del diputado socialista, el 65% de las actuaciones se dirigen "a perseguir a los parados" que intentan complementar "subsidios de miseria haciendo una chapucilla o sirviendo unas mesas en una comunión". También denunció que un tercio de los españoles cobre 600 euros al mes, una cantidad inferior al salario mínimo (645,30 euros).

Etiquetas