Despliega el menú
Aragón

Un ramal evitaría que las escorrentías de Bailín pasasen por la zona contaminada

Se calcula que 30 de las 550 hectáreas que componen la cuenca del barranco, las más cercanas al río, están afectadas por el lindano.

Obras para abrir un camino de acceso al barranco de Bailín
Un ramal evitaría que las escorrentías de Bailín pasasen por la zona contaminada
R. Gobantes

El barranco de Bailín tiene 550 hectáreas y se calcula que solo 30 están contaminadas con lindano. Sin embargo, al estar situadas en la desembocadura, cada vez que llueve las escorrentías de toda la cuenca hidrográfica pasan por esta zona y acaban por arrastrar el pesticida hasta el río. Para evitarlo, el Gobierno de Aragón está estudiando la construcción de un ramal que desvíe, a través de una tubería, las aguas de la parte limpia para llevarlas directamente al río. Con un coste calculado en 2 o 3 millones de euros, será una de las obras introducidas en el primer convenio que se firme con el Ministerio de Medio Ambiente, aseguró ayer el consejero Modesto Lobón.

Esta solución fue trasladada la semana pasada por el presidente de Riegos del Alto Aragón, comunidad usuaria de la cuenca del Gállego, en una reunión con altos cargos del Ministerio. También se ha debatido con el Gobierno de Aragón y la Confederación Hidrográfica del Ebro. "Ójala se hubiese pensado antes. Así, cuando llueva, la contaminación se limitará a las 30 hectáreas, cuyas escorrentías se pueden sujetar y depurar, pero no las de 550", explicó César Trillo, quien aclaró que se busca financiación adicional, ya que de momento solo están contempladas las obras de emergencia en la parte contaminada del barranco.

Protocolo de colaboración

En cualquier caso, la nueva actuación se demoraría cuatro o cinco meses, un periodo en el que el embalse de La Sotonera seguirá cerrado. "Para nosotros es imprescindible solucionar los arrastres al río, y eso se hace con la tubería", dijo Trillo, que coincidió con Lobón en una jornada organizada por Riegos.

La derivación será una de las obras que la DGA quiere incluir en el primer convenio con el Ministerio, que se firmará en breve después de que ayer el Consejo de Gobierno diera luz verde al protocolo de colaboración para el plan integral de descontaminación del Gállego. El documento, que se rubricará mañana con el Gobierno central, es un "paso previo" al convenio que habrá de establecer cuantías económicas y plazos.

El protocolo recoge la descontaminación de Bailín y Sardas, así como los suelos y aguas subterráneas del barranco y, en su caso, ya que requiere de mandato judicial, de los terrenos de la antigua fábrica de Inquinosa. "Hay que conseguir que el principal foco de contaminación desaparezca", dijo el portavoz de la DGA. Además, incluye los abastecimientos alternativos y la descontaminación del embalse de Sabiñánigo. Bermúdez confió en que el Ministerio aporte una "cantidad importante" y en que se logren fondos europeos al ser "el principal problema medioambiental del sur de Europa".

Etiquetas