Despliega el menú
Aragón

El enlace de Plaza reclamado por los empresarios está bloqueado pese a tener proyecto desde 2009

Obras Públicas esgrime ahora que lo diseñado es un anteproyecto y que iniciará los trámites en un mes.

El enlace con la A-2 que reclaman los empresarios de Plaza para evitar los atascos y el rodeo de 7 kilómetros al que están condenados sus miles de trabajadores, proveedores y clientes sigue bloqueado pese a disponer de un proyecto constructivo desde hace cinco años. El Gobierno de Marcelino Iglesias encargó a la ingeniería Intecsa-Inarsa que diseñara el primer tramo, la conexión desde la autovía a la calle de Turiaso, y tramitó la preceptiva modificación del proyecto supramunicipal de Plaza para darle cobertura, pero desde 2009 no se ha movido un papel. Ahora, a 177 días de las elecciones autonómicas, la Consejería de Obras Públicas esgrime que lo diseñado es un mero anteproyecto y que iniciará los trámites antes de fin de año.

La Asociación de Empresarios de Plaza (Aepla) viene exigiendo desde 2012 que se construya de una vez el acceso noreste, que ya estaba recogido en el primer diseño de la plataforma como la principal entrada desde la A-2, aunque el vial se ampliará hasta la antigua carretera de Madrid, a la altura de la rotonda de Arcosur.

Dicho enlace se previó por la calle de Turiaso, que a diferencia del resto de la plataforma, dispone de tres carriles por sentido para absorber la potencial demanda de tráfico.

La ingeniería Intecsa-Inarsa, la misma que diseñó la urbanización y dirigió las obras del complejo logístico, asumió la redacción del proyecto constructivo del enlace, fechado en julio de 2009. Eso sí, el encargo de Plaza se limitó al primer tramo, consistente en la prolongación de la calle de Turiaso y el diseño del viaducto para salvar las vías del AVE, lo que limitaba su uso a los vehículos que circularan por la A-2 en dirección a Madrid. La conexión propiamente dicha con la autovía está operativa, puesto que el proyecto plantea utilizar la misma salida que ya se construyó para conectar con Plaza Imperial, sin tener que depender del nudo de la Feria.

Pese a que la DGA esgrime que el diseño de Intecsa realmente es un anteproyecto que no dispone siquiera de estudios geotécnicos, la documentación deja bien claro que se trata de un proyecto constructivo respaldado por una "campaña de investigación geotécnica para el estudio de la cimentación de la estructura mediante 6 sondeos a rotación con recuperación de testigo continua", según se recoge en la memoria, de 453 folios. Dicho trabajo técnico se encargó a una empresa especializada, Ensaya, y sus resultados constan con la firma de sus técnicos, según ha podido comprobar este diario.

El presupuesto de ejecución del primer tramo del enlace asciende a 6,5 millones de euros y el plazo se fijó en 10 meses, aunque las cifras se duplicarán con creces en caso de construirse en su integridad. Según los cálculos de Obras Públicas, se demorará, al menos, hasta finales de 2016.

Una partida mínima sin gastar

El problema es que la sociedad pública carece de presupuesto hasta para acometer el primer tramo. El PAR forzó a sus socios del PP a incluir una partida de 1,5 millón en los presupuestos autonómicos de 2014, aunque se quedó en 1 millón y ni siquiera se ha gastado el dinero. La excusa dada es que, por un error en la asignación de los fondos, se debía firmar un convenio entre la Dirección General de Carreteras y Plaza para asignarle la partida.

Fuentes oficiales de Obras Públicas argumentaron también que "no han podido avanzar" porque también estaban pendientes de la modificación del trazado, solicitada por los propietarios de los terrenos contiguos a Plaza que atraviesa el enlace (el sector 90/1). Sin embargo, dicho ajuste de diseño fue aprobada por el Ayuntamiento de Zaragoza mediante una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana en enero, que salió publicada en el boletín en marzo.

El pretendido desbloqueo de la conexión, publicitada en una nota de prensa por la propia DGA la semana pasada tras una nueva reunión con los empresarios de Plaza, consiste en licitar en diciembre el proyecto de trazado del enlace, una propuesta de modificación de planeamiento (ya aprobada en 2009) y otra del convenio con los propietarios del sector 90/1. Desde Obras Públicas se sostiene que la normativa reconoce el "reparto equitativo de las cargas y beneficios" con los propietarios del suelo contiguo a Plaza, ya que se beneficiará también de su construcción. No obstante, reconoció a los empresarios de la plataforma que hará falta de un presupuesto extraordinario para las obras.

Etiquetas