Aragón
Suscríbete por 1€

La empresa FAIM gestionará la mayoría de los centros de menores

El Gobierno de Aragón acaba de adjudicar provisionalmente los cuatro contratos para la gestión educativa de estos espacios en Zaragoza.

El Gobierno de Aragón ha adjudicado provisionalmente los cuatro contratos para la gestión educativa de los centros propios de protección de menores de Zaragoza. Tres de las cuatro licitaciones han recaído en la empresa FAIM, que se ocupará de las residencias Cesaraugusta (COA) -que es un centro de orientación y acogida-; de Juan de Lanuza, Salduba y Medina Albaida. La residencia Villacampa seguiría gestionada por la Fundación Federico Ozanam.

Hasta el momento, y en base a la última licitación (vigente desde 2010), FAIM ya gestionaba el COA de Cesaraugusta. Las residencias Juan de Lanuza, Salduba y Medina Albaida estaban dirigidas hasta ahora por la sociedad Arquisocial. La residencia Villacampa estaba administrada por la Fundación Federico Ozanam.

En el primero de ellos, se mantiene desde principios de noviembre una huelga indefinida convocada por el comité de empresa del centro. La movilización se inició por entender que no es posible atender las necesidades de los chavales que llegan al centro con las condiciones recogidas en los pliegos de condiciones para optar al nuevo contrato.

Los educadores del Cesaraugusta pidieron la retirada y revisión de los nuevos pliegos de contratación del servicio porque, en su opinión, suponen un recorte de los recursos que son necesarios para atender a los chicos que llegan a las instalaciones.

Rifirrafe en la Cortes

A este asunto se refirieron el martes tanto el consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, como los parlamentarios de la oposición. El consejero, durante la presentación en las Cortes de los Presupuestos de la Comunidad para el año próximo, recordó que las condiciones contenidas en los pliegos de condiciones se hicieron en base a una detallada memoria económica que incluía todos los costes del servicio y que fueron aceptadas por las empresas que se presentaron al concurso. Incluso FAIM ofreció gestionar el centro educativo con una rebaja económica sobre las condiciones recogidas en los pliegos de condiciones del concurso.

Según explicaron desde el IASS, el COA precisa como plantilla 26 educadores. "Es el número que había antes de los contratos, el que se estableció en 2010 y el que se fija en el documento actual", argumentan desde este servicio. La empresa FAIM tiene contratados, en este momento, a 30 educadores, que deberán ser subrogados en el nuevo contrato con las mismas condiciones que tienen en este momento.

Recurso administrativo

La polémica entre la DGA y el comité de empresa de este centro ha llegado incluso al Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (Tacpa). Los representantes de los trabajadores presentaron un recurso a los pliegos del concurso, que el Tacpa resolvió a favor de la Administración.

Etiquetas