Aragón

Del cerdo se aprovecha todo (hasta para lograr combustible)

Ejea lidera un proyecto europeo en fase de pruebas que busca obtener biocombustible a través de los cadáveres de estos animales.

El ganado porcino es un importante motor económico regional
Heraldo

Ejea de los Caballeros será a partir de ahora y durante los próximos tres años campo de ensayo de un proyecto avalado por la Comisión Europea que pretende sacar partido de los restos y los cadáveres que generan las explotaciones porcinas. Unos desechos que hasta ahora eran incinerados, y de los que se quiere obtener biocombustible y fertilizantes orgánicos.

El proyecto Valporc -como se le ha bautizado- que estará cofinanciado por Europa al 50% y la Asociación de Defensa Sanitaria porcina de Ejea junto con la empresa Coproan, impulsores de la iniciativa, servirá de laboratorio a escala representativa de nuevas tecnologías que, en el caso de dar buenos resultados, podrían después extenderse a otras zonas ganaderas de la Comunidad.

“La idea es ver hasta qué punto es rentable todo este proceso, que aunque en un principio iba a dotarse únicamente de una planta experimental ya hemos iniciado los trámites con la DGA para poder ampliarlo a escala industrial, y que así se beneficien la mayor parte de los ganaderos de la zona”, explica Fernando Romeo, presidente de la ADS de Ejea, organización que aglutina a 250 explotaciones con una producción de más de un millón de cerdos al año.

El proceso se basará principalmente en dos vías. La primera de ellas será la obtención de biodiesel a partir de la grasa sobrante del animal, mientras que la segunda hará uso de harinas cárnicas y purines para la producción de biogás y fertilizantes orgánicos.

La recogida de cadáveres, el otro problema que se busca solventar

Además, la creación de esta iniciativa servirá para solucionar un antiguo problema con el que lidian los ganaderos desde hace tiempo, la recogida de cadáveres, un servicio que pese a estar en manos de la empresa pública Sarga sigue siendo en Aragón de los más caros de España debido a la distancia que separa a muchas de las explotaciones de las plantas en las que se incineran. En concreto, los cadáveres generados en las explotaciones del norte de las Cinco Villas deben ser trasladados más de 120 kilómetros hasta la planta de Muel. Un coste logístico que será evitado si el proyecto Valporc cumple con las expectativas.

“En principio esperamos tener los primeros datos para hacer balance en menos de un año”, explica Romeo, quien cree que este proceso puede ayudar en un futuro a modernizar un sector tan potente como el porcino en Aragón, “cuyo crecimiento obliga a tomar medidas que cada vez lo hagan más competitivo”.

Según los datos del año pasado, la industria del cerdo fue en 2013 el mayor agregado de la producción agrícola de la Comunidad, representando hasta un 3,5% del PIB aragonés (unos 1.129 millones de euros), dando empleo a unas 10.000 personas y ya son varias las previsiones que apuntan a que en las próximas campañas la Comunidad podría superar a Cataluña en producción colocándose como mayor productor a nivel nacional.

Etiquetas