Despliega el menú
Aragón

El tramo de Vía Verde que une La Puebla de Híjar y Alcañiz será transitable antes de final de año

Las obras de acondicionamiento avanzan correctamente. Los municipios implicados esperan que sea un gran reclamo turístico.

Puente de la Torica, punto característico de la Vía Verde.
El tramo de Vía Verde que une La Puebla de Híjar y Alcañiz será transitable antes de final de año

La Vía Verde de la Val de Zafán podrá ser perfectamente transitable en el tramo que dista entre La Puebla de Híjar y Alcañiz antes de que concluya el presente año. Las obras de acondicionamiento de los 18 kilómetros de recorrido entre ambas localidades avanzan de forma correcta y no se deberían demorar más de dos meses.

Los trabajos que están siendo llevados a cabo se componen de dos fases complementarias. La primera, asociada principalmente a la limpieza del pavimento y las cunetas, corre a cargo de la empresa Obras y Edificaciones Híjar S.L. y podría finalizar en las próximas semanas. La segunda, vinculada a la seguridad y señalización del tramado, ha sido adjudicada a Prames y arrancará tan pronto como el piso sea perfectamente accesible y regular.

El proyecto, cuyo coste total asciende a 162.000 euros, ha sido financiado en un 20% por los ayuntamientos de las dos localidades implicadas (La Puebla de Híjar y Samper de Calanda) y por la Asociación para el Desarrollo Integral del Bajo Martín y Andorra-Sierra de Arcos (ADIBAMA), que ha abonado el 80% restante. 

Concretamente, y tal y como indica su gerente, Vicente Querol, "la asociación ha destinado 129.630 euros a través del Grupo LEADER para la recuperación de este antiguo recorrido de ferrocarril y el montante restante ha sido repartido entre los dos municipios"

En ese sentido, Querol añade que, "además de la inversión de la obra, hay una porción económica destinada a la realización de folletos de promoción de la Vía Verde", ensalzando que la misma puede tener una "gran repercusión" en el turismo de la zona, dado el interés que muchos ciclistas han venido mostrando en poder circular con normalidad por este tramo inicial de un recorrido de casi 100 kilómetros". 

Opinión que corroboran los alcaldes de los mencionados municipios bajoaragoneses, que buscarán explotar al máximo la restauración de la ruta. "Estamos muy ilusionados de poder llevar a cabo un proyecto en el que llevábamos muchos años trabajando", celebra Pedro Bellido, alcalde de La Puebla de Híjar, quien además señala que "al ser punto de arranque de la Vía Verde y tener estación de tren, nos consta que muchos ciclistas de diferentes puntos de la geografía estarían interesados en partir desde nuestra localidad hacia Tortosa, con el objetivo de recorrer el kilometraje completo".

En ese sentido, Bellido señala que "ese aumento del número de viajeros en la estación de tren que implicará la mejorada Vía Verde, debería convertirse en uno de los principales motivos de lucha contra 

el proceso de movilidad forzosa de empleados que plantea Adif y que dejaría a La Puebla de Híjar sin ningún empleado en su parada". 

Por su parte, el alcalde de Samper de Calanda

asegura que "el turismo verde de la zona incrementará considerablemente cuando se haga efectivo el proyecto", dado que "la afluencia de ciclistas dispuestos a recorrer el trazado sin que este fuese apto ya era notable". 

Una vez completado el proceso de acondicionamiento de este sector de arranque de la Vïa, tan anhelado por los términos municipales a los que afecta, solo el tramo Alcañiz-Valdealgorfa 

carecerá de perfecta accesibilidad. Precisamente allí se encuentra uno de los puntos más bellos, el túnel del Equinoccio, que permanece cerrado desde 2009 al haberse detectado algunas grietas en su estructura. "Nos gustaría que la vía transcurriese por su recorrido natural, pero al no ser posible se ha habilitado una senda alternativa", comenta Reyes Gimeno, alcaldesa de Valdealgorfa, concluyendo que "esperamos que Adif pueda darnos una respuesta positiva lo antes posible". 

Etiquetas