Aragón

La operación Pharmakon destapa la mayor red de venta ilegal de fármacos en España

En Aragón se detectó la venta de más de 123.000 envases ilegales con beneficios del 800%.

Medicamentos requisados por la operación Pharmakon
La operación Pharmakon destapa la mayor red de venta ilegal de fármacos en España
H.A.

La Guardia Civil ha desmantelado "el mayor entramado de tráfico ilícito de medicamentos" que se ha saldado con 30 detenidos a nivel nacional.

Según han explicado las autoridades, se han realizado 28 registros en farmacias, almacenes de distribución de medicamentos y domicilios en Zaragoza, Teruel, Barcelona, Granada, Málaga y Valencia, sin embargo, la Guardia Civil ha destacado el volumen de los envases encontrados en Aragón, que asciende a más 123.000 y que ha supuesto una facturación superior a 1.460.000 euros. 

Esta red de tráfico de medicamentos los obtenía de las farmacias españolas como si estuvieran destinados para otros pacientes y posteriormente los vendían en el extranjero obteniendo en algunos casos un beneficio superior al 800% respecto al precio de venta español.

Las investigaciones comenzaron tras un informe del Servicio Aragonés de Salud a raíz de la operación Pharmakon. Tras analizar la actividad económica de 739 farmacias aragonesas, las autoridades "sospecharon" que 14 de ellas estaban implicadas en el tráfico ilícito de medicamentos.

Los registros posteriores se realizaron farmacias de las localidades de Cariñena, Aguilón, Peñarroya de Tastavins y Monroyo. Las autoridades verificaron su implicación y las relacionaron por colaborar de forma conjunta con dos almacenes de distribución mayorista de medicamentos ubicados en Granada y Santa Coloma de Graement (Barcelona).

Tras ello se registraron también farmacias de Alloza, Villafranca del Campo, Mosqueruela, Alcalá de la Selva y Arcos de las Salinas y se comprobó que se abastecían de dos almacenes mayoristas de medicamentos, ubicados en la provincia de Valencia, que ya habían sido registrados por hechos similares tras la denuncia de una farmacia de Pamplona (Navarra). 

Además, se detuvo al encargado de captar a los farmacéuticos y facilitar los contactos necesarios para desviar los medicamentos del canal legal que residía en Tortosa (Tarragona).

Por otro lado, se registraron otras farmacias ubicadas en Zaragoza y se localizaron en Granada y Málaga tres almacenes mayoristas de medicamentos que utilizaban distintos procedimientos para justificar la salida de estos. Según las autoridades, estos centros constituían "el último escalón dentro de la estructura de cada grupo detectado antes de la salida del medicamento hacia el exterior del país".

Actuaban mediante el sistema de la “distribución inversa”

El modus operandi para realizar esta actividad ilegal era conocido como 'distribución inversa' y consiste en la venta legal de un número determinado de medicamentos que un almacén distribuidor haría a una o varias farmacias.

Para no ser descubiertos, simulaban devoluciones de estos medicamentos al almacen que realmente no era el distribuidor original, sino el implicado en la trama. Además, evitaban las conexiones directas utilizando un tercer almacén que devolvía al ilegal los productos que la farmacia les enviaba.

Etiquetas