Aragón

El mercado laboral oculto en Aragón: más de las mitad de las ofertas no se hacen públicas

El 56% de las empresas prefieren no dar pistas a la competencia y buscan aspirantes mediante otros métodos.

No todas las ofertas de empleo llegan a las oficinas del INAEM
Archivo

Miles de aragoneses repiten a diario la rutina precisa para reengancharse o acceder por primera vez al mercado laboral. Para ello visitan portales especializados en internet, consultan las vacantes publicadas en los medios de comunicación y en los boletines de las instituciones públicas o acuden a empresas de colocación.

Lo que muchos de ellos desconocen es que más de la mitad de las vacantes de empleo en la Comunidad, hasta el 56%, no llegan a hacerse públicas, según pone de relevancia un informe de Adecco. Se trata del mercado oculto, un fenómeno al alza que se justifica con dos razones fundamentales: las empresas no quieren errar al realizar una contratación ni dar pistas a la competencia sobre su próxima estrategia. Evitar el malestar que se pueda generar en la plantilla es otro motivo de peso.

Pero si tantas ofertas de trabajo no llegan a publicarse, ¿cómo se lleva a cabo ese importante volumen de contrataciones? Depende del tamaño de la compañía. "Las empresas grandes, las que tienen más presupuesto, emplean 'headhunters' (cazatalentos en inglés) para preservar su confidencialidad y no dar pistas", explica Silvia Roca, directora de Desarrollo Territorial en Aragón y Cataluña de Lee Hecht Harrison, la agencia de recolocación del Grupo Adecco.

Llevando la confidencialidad al extremo, muchas corporaciones no dudan en recurrir a las entrevistas a ciegas, en las que el aspirante puede no llegar a saber jamás en nombre de qué empresa le interroga el entrevistador. Solo cuando el contratador toma una decisión en firme es cuando se descubre de dónde surge el interés.

Las empresas de menor tamaño acuden a otras herramientas, como empresas intermediarias y conocidos. "Los contactos son la base de muchas de las contrataciones que tienen lugar en Aragón, tanto en las grandes empresas como sobre todo en las medianas y pequeñas", apunta Roca.

Por ello, la experta aconseja crear una red de contactos: "Tener una buena red de aliados es clave. En un primer nivel estaría tu gente de confianza, amigos, compañeros del instituto y de la universidad, familiares. En definitiva, personas que te conozcan y sepan qué puedes aportar sin que transmitirlo suponga una carga para ellos. En un segundo nivel están esas personas a las que te gustaría llegar: responsables de contratación y cargos de las empresas en las que aspiras a entrar. Es fundamental tener claro qué puedes aportar a esa compañía".Dar el primer paso

Una vez se tiene acceso al contacto en cuestión, llega el momento de la candidatura espontánea. "Es una buena herramienta para lograr una entrevista de trabajo en la que poder postularte", asevera Roca. En la candidatura espontánea, más que el currículum, se envía una carta en la que se explica el valor añadido que se puede aportar a la empresa.

"Antes de dar el paso, resulta fundamental recopilar toda la información posible sobre la compañía, ver cuáles son sus necesidades y las del mercado en el que se mueve y dirigir nuestro mensaje en ese sentido", señala Roca.

El último gran consejo de la experta en recursos humanos es ser selectivo. "Si nos lanzamos a repartir el currículum por todos los canales posibles y en todos los sectores y sin un mensaje claro corremos el riesgo de quemar el mercado, de dar el mensaje de que queremos cualquier cosa. Nuestros puntos fuertes no van a destacar".

Etiquetas