Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Rajoy pide "perdón a los españoles" por la corrupción

El presidente ha asegurado entender y compartir la "indignación y hartazgo" de los españoles.

Mariano Rajoy a su llegada a la sesión de control en el Senado
Rajoy pide "perdón a los españoles" por la corrupción
Afp

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido perdón en nombre de su partido por los cargos implicados en casos de corrupción, mientras la oposición le ha reclamado que comparezca en el Congreso para un pleno monográfico al que el PP se ha negado.

"Lamento profundamente la situación creada y, en nombre del Partido Popular, quiero pedir disculpas a todos los españoles por haber situado en puestos de los que no eran dignos a quienes en apariencia han abusado de ellos".

Con esta declaración, que ha hecho nada más empezar la sesión de control del Senado, se ha referido el jefe del Ejecutivo al problema de la corrupción un día después de conocerse un nuevo escándalo, el de la Operación Púnica, en el que están implicados varios populares a los que el partido ha suspendido de militancia, entre ellos el exnúmero dos del PP madrileño, Francisco Granados.

Aunque se ha hecho eco de esta cuestión en su primera aparición pública tras las detenciones, el jefe del Ejecutivo no comparecerá por el momento en el Congreso en un pleno monográfico sobre corrupción como han pedido el PSOE y la Izquierda Plural.

Según el portavoz del PP en la Cámara baja, Alfonso Alonso, su partido no piensa plegarse a la "estrategia" de los socialistas, y además, en su opinión, ahora es el momento de "legislar" y tomar medidas para atajar la corrupción.

Por eso los populares van a seguir adelante con las medidas de regeneración democrática, tanto los proyectos legislativos que se están tramitando como las medidas que ya negociaban con los socialistas, que ayer anunciaron que no habrá pacto en esta materia.

La interlocución que había entre el PP y el PSOE se ha tensado sobremanera en el Congreso cuando Alfonso Alonso, visiblemente enfadado, ha reprochado a los socialistas que "insulten" a los populares y pretendan hacer creer que el PP es el único partido con casos de corrupción.

El PSOE "es parte del problema", ha señalado Alonso, que ha recordado que también hay un socialista implicado en la operación Púnica -el alcalde de Parla-, pero sobre todo ha puesto sobre la mesa el caso de los ERE andaluces o el de los fondos de formación.

Mientras, el portavoz socialista, Antonio Hernando, insistía en pedir la comparecencia de Rajoy en un pleno extraordinario la semana que viene, porque el presidente del Gobierno, ha dicho, "no puede ser ajeno y dar la espalda a la preocupación e indignación" que hay en la calle ante estos escándalos.

También la Izquierda Plural ha reclamado este pleno, y su portavoz, José Luis Centella, ha rechazado un pacto anticorrupción entre las fuerzas políticas hasta que el Congreso no se involucre en esta lacra y "se levanten las alfombras y se abran los cajones" en todos los partidos.

"Es insostenible que España tenga un presidente del Gobierno que es presidente de un partido carcomido por la corrupción", ha señalado, por su parte, Joan Coscubiela (ICV).

Mientras, el portavoz adjunto de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, ha señalado que es urgente una "refundación" de los partidos y ha dicho que para "cero corruptos" hay que tener "cero tolerancia" con la corrupción, como hace, ha asegurado, su partido.

Alfred Bosch, de ERC, ha dado por su parte al PP el consejo "amistoso" de "sacar la escoba y empezar a barrer" a los corruptos de sus filas, y Pedro Azpiazu, del PNV, se ha preguntado hasta cuándo van a conocerse más casos de corrupción, cuando parecía que el vaso estaba ya colmado.Gritos de dimisión

En el Senado, Rajoy ha tenido que escuchar gritos de "dimisión", procedentes de la bancada socialista, cuando comparecía en la sesión de control en la que ha pedido las disculpas.

Las palabras del presidente han sido de "alivio" para los populares, según señalaban fuentes de este partido, porque valoran que su líder haya salido a dar la cara en cuanto ha tenido la ocasión tras conocerse este nuevo escándalo, e incluso señalaban que las disculpas de Rajoy han "descolocado" a la oposición, que no se las esperaba.

Varios dirigentes del PP, además, han insistido en la "indignación" de los populares, un "cabreo" que, como ha admitido el portavoz en el Senado, José Manuel Barreiro, va también acompañado de preocupación por el daño electoral que estos asuntos pueden causar al partido.

Eso sí, el PP ha hecho una promesa en boca de su portavoz en el Congreso, la de que las candidaturas del partido para los comicios municipales de mayo de 2015 las conformarán "listas limpias" de corruptos.

Etiquetas