Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La ley de extinción de cámaras agrarias inicia su tramitación tras el rechazo de la enmienda

La ley de extinción de las cámaras agrarias en Aragón ha iniciado su tramitación parlamentaria.

La ley de extinción de las cámaras agrarias en Aragón ha iniciado su tramitación parlamentaria en las Cortes autonómicas tras ser rechazada en el pleno la enmienda a la totalidad y de devolución presentada por Izquierda Unida (IU) al texto. Este último grupo estima que el proyecto de ley no cuenta con el "mínimo consenso" del sector agrario, si bien se ha mostrado partidario de la extinción de las cámaras, igual que el resto de grupos. 

La iniciativa ha obtenido 33 votos en contra de PP y PAR, 25 abstenciones de PSOE y CHA y cuatro votos a favor de IU y ahora se constituirá una ponencia donde se debatirán las más de cien enmiendas parciales presentadas por los grupos al texto legislativo, cuyo objetivo es extinguir las Cámaras Agrarias Provinciales de Huesca, Teruel y Zaragoza. 

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno aragonés, Modesto Lobón, ha argumentado que el texto "se ha hecho con diálogo permanente con las organizaciones agrarias", si bien "en ocasiones se ha llegado a consenso y en otras no", del que ha dicho que es "beneficioso", pero no debe ser "paralizante". 

Según ha glosado, ha habido acuerdo en disolver las cámaras, "instituciones de otros tiempos" y cuyas funciones "han decaído", y en que sus trabajadores, "pocas personas", pasen a ser personal laboral dentro el Gobierno de Aragón. 

Sin embargo, no lo ha habido en que los bienes pasen a ser de titularidad de la Comunidad autónoma, aunque Lobón ha precisado que serán destinados a fines de interés general agrario en Aragón algo que determinará el Comité Institucional de la Comisión Agraria que se crea en la ley, "done están las organizaciones profesionales". 

Respecto a la representatividad, "sí ha habido consenso en que tenía que haber elecciones", ya que las últimas fueron en 2001, pero no en el censo ya que unas organizaciones pedían que tuvieran derecho a voto quienes están dados de alta en la Seguridad Social Agraria y otros quienes cobren la PAC. 

El proyecto de ley recoge una postura "salomónica" ya que indica que lo podrán hacer personas jurídicas del sector, como cooperativas y otras, y las personas físicas que estén dadas de alta en la Seguridad Social Agraria y quienes cobren la PAC por encima de los 30.000 euros, lo que arroja unos 30.000 o 40.000 electores, que votarían en 48 mesas repartidas por el territorio y también podrían votar por correo.El mínimo consenso

El diputado de IU, Miguel Aso, ha lamentado el rechazo a su enmienda a la totalidad, que pretendía que el Gobierno "empezara de cero" porque el texto "no ha venido con el mínimo consenso" a las Cortes, cuando debería ser "el máximo posible", al tiempo que ha reclamado "facilitar el voto" a todos los implicados del sector y "no jugar con el patrimonio". 

En relación con este último, ha subrayado que "ha sido pagado históricamente por los agricultores" por lo que a ellos debe volver y no pasar a ser de la Comunidad autónoma, con el riesgo de que "pueda servir en un futuro para hacer caja" al Gobierno. 

Además, "impone un mecanismo de representatividad que no cuenta con el consenso de los sindicatos agrarios", por lo que hace "flavo favor al sector y la democracia", para enfatizar que "métodos diferentes dan lugar a resultados diferentes". Por otro lado, sí se ha mostrado de acuerdo con que los trabajadores de las cámaras pasen a ser contratos por el Gobierno. 

La diputada del PP, Ana Matilde Martínez, ha opinado que "cada día que pasa es más perentorio aprobar esta norma" y le ha indicado al diputado de IU que de cinco cuestiones que se han debatido con el sector "falta acuerdo en el patrimonio y el procedimiento para determinar la representatividad", pero el Departamento "ha intentado el más absoluto consenso y se ha dado trámite de audiencia a las organizaciones, sin que sea preceptivo". 

Sobre el patrimonio, ha recalcado que el proyecto de ley precisa que se destine "a los intereses generales de carácter agrario" y ha planteado la posibilidad de que en el trámite parlamentario se concrete "cuáles son esos intereses".Elecciones justas y reales

El diputado del PSOE, Ramón Laplana, ha reconocido que "es necesario disolver" las cámaras y ha felicitado al Gobierno por traer el proyecto de ley, para explicar que "nos vamos a abstener" porque "no estamos de acuerdo en cómo debe repartirse el patrimonio, que emana del sector y debe volver a él", mientras que ha reclamado unas elecciones "justas y reales", se ha preguntado por qué no se ponen mesas en todos los municipios y se permite votar a todas las personas vinculadas al sector. 

El diputado del PAR, Joaquín Peribáñez, ha indicado que "nos tenemos que actualizar" y ha apoyado la extinción de las cámaras, algo que hace preciso "ordenar el destino de sus bienes y del personal" y también "un nuevo sistema de representatividad", para destacar la creación del Consejo Agroalimentario y de Desarrollo Rural de Aragón, órgano asesor y de consulta, y la Comisión Agraria, de representación del sector. 

El diputado de CHA, Joaquín Palacín, ha ab

Etiquetas