Aragón

Los tirones de orejas del Ministerio a los servicios de Hacienda de la DGA

Deterioro en la prestación de servicios por falta de personal, ordenadores obsoletos o problemas de climatización en los edificios son algunas de las faltas detectadas.

IU propondrá abrir las vallas del Edificio Pignatelli
Los tirones de orejas del Ministerio a los servicios de Hacienda de la DGA
HA

Cada año, un grupo de inspectores del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas visita las instalaciones de las comunidades autónomas en las que se lleva a cabo la gestión de los tributos cedidos por el Estado. Se analiza con lupa cómo es el trabajo de los funcionarios y las condiciones en las que lo desempeñan. Posteriormente se realiza un informe del que se da parte a las comunidades autónomas y que se incluye en los Presupuestos Generales del Estado.

La cuenta general para 2015, presentada hace unos días, se incluye el exhaustivo informe realizado por dos funcionarios de Hacienda tras una visita a los servicios gestores de tributos de Zaragoza y Teruel y a los servicios centrales en mayo de 2014.

Los inspectores inciden en su informe en diferentes aspectos como son los recortes de plantilla y su efecto sobre la calidad de prestación de los servicios, los equipos informáticos con los que cuentan los funcionarios (a juicio de Hacienda hay algunos equipos demasiado antiguos) o la falta de un canal online para que los ciudadanos puedan presentar quejas y sugerencias sobre el servicio, entre otros.

En materia de personal, desde el Ministerio se pone el foco sobre el personal externo. “Como ya se puso de manifiesto en el informe del año anterior, en 2013 se ha prescindido del personal perteneciente a empresas de servicios que venía realizando funciones de carácter tanto técnicas y facultativas como de atención al público”.

“La pérdida de estos colaboradores ha supuesto el lógico deterioro en la prestación de los servicios […] con especial incidencia en el ámbito de atención al público y asistencia al contribuyente”, agregan los inspectores que señalan que en Zaragoza “para no desatender este servicio ha habido que hacer turnos con los técnicos liquidadores” y en Huesca y Teruel esta situación viene a “aumentar” los problemas de personal ya existentes.

Desde la consejería de Hacienda del Gobierno de Aragón admiten que se ha prescindido de empresas de servicios externos. “En 2013 ya se habían terminado todos los contratos y no se prevé que existan más apoyos externos ya que el Gobierno de Aragón apuesta por prestar los servicios públicos con personal propio de la Administración, siempre que sea posible”, apuntan.

En cuanto a carencias de personal, las mismas fuentes sostienen que en los últimos meses se ha reforzado el área de Tributos “para mejorar la recaudación de ingresos” y mantener así el compromiso “de no subir los impuestos a los aragoneses”.

Ordenadores obsoletos y necesidad de una web

Otro de las carencias que resaltan los inspectores tiene que ver con los medios con los que cuentan los servicios tributarios para realizar su trabajo. El equipamiento informático, observan, “adolece de un elevado nivel de antigüedad y en algún caso de obsolescencia” a lo que hay que sumar el hecho de que muchos trabajan con Windows XP, un sistema operativo del que Microsoft no presta soporte técnico desde el pasado abril.

“Los equipos en las tres provincias tienen una antigüedad que oscila entre 2003 los más antiguos y 2014 los más nuevos”, dicen desde la DGA para añadir que en julio de este año se repusieron ocho equipos en Teruel para sustituir los equipos de 2003, cinco en Huesca para cambiarlos por ordenadores de 2004 y 10 en Zaragoza para reponer otros tantos del año 2003.

En los que se refiere al desarrollo de aplicaciones informáticas que faciliten el trabajo, dicen los inspectores que “las limitaciones de medios personal y presupuestarias no permiten iniciar o gestionar demasiados proyectos” aunque desde la DGA apuntan que este año se ha creado una plaza en la unidad de informática, que ha sido ocupada por un jefe de unidad “con amplia experiencia”, y que dentro de los nuevos proyectos a desarrollar está la elaboración de una nueva página web a modo de sede electrónica de los servicios tributarios, que incluiría un canal para presentar quejas y sugerencias, algo que actualmente echan de menos los inspectores llegados de Madrid.

La inspección y el posterior informe, explican fuentes de la consejería de Hacienda del Gobierno de Aragón, es positiva para mejorar el servicio. “La colaboración con el Ministerio siempre es buena”, sostienen las mismas fuentes, que explican que el Ejecutivo ya conocía este informe antes de su publicación en los Presupuestos Generales.

Etiquetas