Aragón

Oliván señala que la demora de la CHE impidió advertir de los niveles de lindano en agosto...

El consejero de Sanidad ha agregado que este hallazgo no fue comunicado a la Dirección general de Salud Pública.

Oliván señala que la demora de la CHE impidió advertir de los niveles de lindano en agosto...
DGA

El consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, ha asegurado este jueves que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) se demoró más de un mes en analizar las muestras del Gállego para detectar la presencia de residuos de lindano, lo que retrasó la puesta en marcha del protocolo de actuación vigente.

Oliván ha respondido en el Pleno de las Cortes a una interpelación del diputado socialista Eduardo Alonso sobre las afecciones que puede tener para las personas la contaminación del agua de boca por la presencia de lindano en diversos municipios del río Gállego, concretamente en seis: Ardisa, Piedratajada, Santa Eulalia, Villanueva de Gállego, Biscarrués y Marracos.

Durante su intervención, y a preguntas de Alonso, quien se ha interesado por los análisis que se hicieron en julio y agosto en las tomas de agua del Gállego, el consejero ha explicado que aunque la competencia para la realización de estos análisis la tiene el Laboratorio de Salud Pública del Gobierno de Aragón, en verano éstos los realizó la CHE.

El sistema de aire acondicionado del Laboratorio de Salud Pública sufrió una avería que obligó a que los análisis de julio y agosto se realizaran en las instalaciones de la CHE, que se demoró un mes en validar los resultados que dieron positivo, ha explicado Oliván.

Cuando el Laboratorio de Salud Pública pudo volver a retomar el trabajo, detectó niveles de lindano en algunas tomas de agua superiores a los límites marcados por la UE, motivo por el que se pidió cuentas a la CHE.

Esta circunstancia ha motivado que los diputados de CHA e IU Joaquín Palacín y Miguel Aso hayan pedido la dimisión del presidente del organismo de cuenta, Xavier De Pedro, porque "tenía datos y no los dio" con el consiguiente riesgo para la salud, según Aso.

También Palacín ha considerado que se debe de pedir la dimisión de De Pedro por "esconder información" y ha anunciado que CHA va a trasladar esta "grave irresponsabilidad" información a la Fiscalía.

El consejero ha insistido en que la localización de restos de HCH -una de las materias primas a partir de las que se obtiene lindano- no es un problema serio de salud ya que "se ha demostrado" que no tiene efectos cancerígenos.

Pero además, según sus datos, las concentraciones detectadas en los abastecimientos de estas poblaciones, aunque superan las que fija la normativa comunitaria, son muy inferiores a las que establece la OMS o la normativa de Estados Unidos.

En Europa se establece la declaración de no aptitud del agua para el consumo humano al detectarse una concentración superior a 0,0001 miligramos por litro, una normativa que es "20.000 veces más limitativa" que la que establece la OMS, de 0,0002 miligramos por litro.

El consejero ha añadido que la recomendación de no aptitud se establece para beber y cocinar, pero el agua sirve para la higiene personal, para lavar la ropa y los platos y para el riego y suministro del ganado, por lo que estos niveles de lindano "no suponen ningún riesgo".

También ha detallado las medidas correctoras ante esta circunstancia, que pasan por limpiar los depósitos y tuberías, rellenar los depósitos con agua limpia y, cuando los análisis del río den negativo, proceder al llenado con agua del cauce, volviendo a hacer los análisis pertinentes.

Por su parte, el socialista Eduardo Alonso ha pedido "soluciones definitivas" para los municipios afectados y, en lugar de optar por el desembalse para que el Gállego lleve más agua y se diluyan los niveles de lindano, ha instado a ejecutar por la vía de urgencia los proyectos pendientes para cambiar los puntos de abastecimiento de los municipios ribereños.

Alonso ha hecho hincapié en que la mala gestión del problema supone un problema para la salud, para la trazabilidad de los productos agrícolas, el turismo y los regadíos.

Desde la oposición han hecho referencia a otros estudios que aseguran que el lindano puede tener efectos cancerígenos y Palacín se ha preguntado en este sentido por el tiempo que los habitantes de estos pueblos llevan bebiendo agua contaminada.

Aso ha asegurado que la CHE sabe que el Gállego "no es de fiar" y ha insistido en que el problema es "estructural" y no solo "un pequeño vertido".

Y por eso, aunque hay que beber "cantidades ingentes" para contaminarse, ha pedido que se hagan estudios epidemiológicos a la población.

El popular Miguel Ángel Lafuente ha reconocido que el problema data de hace 40 años pero que es "eminentemente ambiental" y no de salud y aunque ha considerado "legítimo" que la población esté alarmada, no que la oposición contribuya a generar preocupación.

Por otra parte, desde la CHE han comunicado que el presidente del organismo, Xavier de Pedro, comparecerá este jueves por la tarde ante los medios de comunicación para explicar la actuación de la Confederación en las determinaciones analíticas sobre presencia de lindano en el río Gállego.

Etiquetas