Despliega el menú
Aragón

Hacienda pidió el registro de pisos turísticos ilegales a la DGA

El Gobierno regional espera aprobar en menos de un mes la ley que regula esta actividad.

Apartamentos en el Pirineo Aragonés
Hacienda pidió el registro de pisos turísticos ilegales a la DGA

La tramitación del texto legal que regulará el alquiler de casas y apartamentos turísticos en Aragón encara ya su recta final. Según informan desde el Gobierno de Aragón, se ha superado el periodo de alegaciones públicas, que han pasado a los servicios jurídicos y se han incluido aquellas que se han estimado relevantes.

A partir de ahora y en un breve periodo de tiempo, alrededor de un mes, se procederá a su aprobación y publicación en el Boletín Oficial de Aragón (BOA). “En noviembre estará sí o sí”, asegura la directora general de Turismo, Elena Allué.

Aragón fue una de las comunidades punteras en la regulación de esta actividad, que pasó a ser competencia autonómica tras la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Desde entonces, cualquier tipo de operación que conlleve una remuneración por el alquiler de un piso o habitación debe estar regularizado, de forma que actúen dentro de un marco legal, con unas garantías mínimas y, sobre todo, fuera de la economía sumergida.

Por ello, la DGA elaboró este año un mapa con los alojamientos turísticos alegales -hasta que no entre en vigor la nueva ley- con el fin de tener una visión de conjunto, y poder requerir a sus responsables que pasen por el nuevo filtro y dejen de obtener beneficios por sus inmuebles sin rendir cuentas a la Administración.

Por aquel entonces los técnicos, que rastrearon todo tipo de anuncios -en especial en portales de internet-, detectaron un total de 415 alojamientos turísticos alegales en la Comunidad. En concreto fueron 250 casas rurales y 165 apartamentos turísticos no inscritos en el registro de Turismo de Aragón.

Sus propietarios, una vez aprobada la nueva ley previsiblemente en octubre, dispondrán de un plazo de tres meses para regularizar su situación. De hecho, ya están en riesgo de inspección, ya que la delegación territorial de la Agencia Tributaria en la Comunidad solicitó a la DGA una copia del informe de alojamientos ilegales, con el fin de investigar posibles ingresos ilícitos, lo que desde el Gobierno de Aragón consideran un aviso para navegantes.

Pese a que todavía no se ha publicado la normativa, Elena Allué considera que “las noticias aparecidas en la prensa han conseguido un efecto disuasorio”. Con una simple búsqueda en internet se puede comprobar cómo los anuncios de particulares en los que se ofrecen habitaciones para las próximas Fiestas del Pilar son anecdóticos en comparación con los que se podían encontrar en años anteriores. “Mucha gente ya ha dado marcha atrás”, reconoce.

Etiquetas