Aragón

La plantilla de Correos ha descendido en 300 trabajadores en Aragón en apenas 3 años

Las zonas rurales, las más afectadas. Correos tiene a día de hoy en Aragón unos 1.700 empleados

La plantilla de Correos ha descendido en 300 trabajadores en Aragón en apenas 3 años
M. Sádaba

Correos tiene a día de hoy en Aragón unos 1.700 empleados, 300 menos de los que tenía en 2011, según las estimaciones de CC.OO., el sindicato mayoritario del operador español. Este descenso en el número de trabajadores activos, producido por jubilaciones que no se han sido repuestas, llega después de las medidas de ajuste propiciadas por el Gobierno central y la reordenación de la entidad pública después del descenso del uso del correo postal vivido en las últimas épocas.

Sin embargo, desde los sindicatos se acusa que este descenso está produciendo un grave empeoramiento del servicio y de la calidad laboral de sus trabajadores. “Al no haber ningún ERE ni despidos, el proceso está pasando muy desapercibido, pero las afecciones en el servicio están siendo constantes”, señala la secretaria provincial de Zaragoza de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras (CC.OO.) en Aragón, Susana Lamarca.

Solo en el término municipal de Zaragoza, la plantilla de carteros se ha reducido en 60 personas en las últimas dos campañas. Un proceso que hace que cada vez sea mayor la carga de trabajo para los empleados que siguen en activo, ya que, según ejemplifican “aunque las cartas sean 10 o 50, hay que llegar y distribuir el servicio a todos los portales por igual”.

Ya en el presente verano, periodo en el que hasta ahora las habituales vacaciones se solían cubrir con personal eventual, los trabajadores realizaron varias protestas en las puertas de su oficina en la calle de Anselmo Clavé y en su oficina central del paseo de la Independencia de Zaragoza debido a la escasez de la plantilla, la cual se vio reducida hasta en 96 personas durante los meses de estío.

“Antes, el personal eventual podía contar con hasta 6 meses de contrato, algo que ahora es impensable, ya que se ha cambiado la estabilidad que existía por contratos a tiempo parcial y de una duración que rara vez supera los tres meses”, explica Lamarca, quien percibe que los ciudadanos cada vez notan más el descenso en el número de empleados a la hora de revisar sus buzones.

De la misma opinión en el representante provincial del Sindicato Libre de de Correos y Telecomunicaciones, José Luis Monguilán, que estima que es precisamente en el medio rural donde más se están notando estas incidencias. “Se está proponiendo extraoficialmente desde la empresa que los trabajadores cubran cada vez más pueblos y se repartan el trabajo en dos días si no son capaces de llegar a todos”, recalca.

Correos ha tenido que asumir en los últimos años el serio desplome que ha sufrido el uso de la carta, algo que han intentado paliar entrando más en el mercado de la paquetería y la diversificación de servicios. Así, durante los últimos años, los trabajadores denuncian que las áreas de servicio se han ido sobredimensionando cada vez más, de manera que el territorio cubierto por cada cartero ha ido creciendo irremediablemente.

En total, en toda España Correos ha perdido en los últimos 5 años casi 14.000 empleados, según los datos oficiales publicados por la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas, un panorama que los representantes de los trabajadores intentarán abordar junto con la empresa, en la reanudación de las negociaciones para alcanzar un nuevo convenio, después de que el vigente se haya prorrogado durante un año.

Etiquetas
Comentarios