Aragón

Las confesiones minoritarias han abierto 35 centros en Aragón en tres años

Urbanismo maneja 11 peticiones de suelo para abrir otras tantas iglesias en la capital aragonesa.

Las confesiones minoritarias han abierto 35 centros en Aragón en tres años

Motivadas por los movimientos migratorios masivos relativamente recientes, la presencia de confesiones religiosas minoritarias -muchas de ellas hasta hace poco testimoniales- se ha ido incrementando a lo largo de los últimos años en la Comunidad. Desde 2011 y hasta el pasado mes de junio, religiones como la musulmana, las iglesias evangélica y ortodoxa o los Testigos de Jehova han abierto un total de 35 centros en todo el territorio aragonés para celebrar sus eucaristías, compartir sus creencias y realizar todo tipo de actividades con la fe que profesan como telón de fondo.

Así se desprende del último informe del Ministerio de Justicia en materia de pluralidad religiosa (que puso en marcha un observatorio en 2011), un estudio que pone de manifiesto el arraigo de 'nuevas' prácticas de carácter deísta en todo el Estado, llegadas de la mano de ciudadanos procedentes de otros países.

Según subraya el dossier ministerial, uno de los grandes ejemplos de esta tendencia se encuentra en Calatayud. Con 21.174 habitantes censados en el momento del estudio, el municipio zaragozano cuenta con una decena de lugares de culto sustentados por religiones minoritarias: cinco iglesias evangélicas, una adventista, dos ortodoxas, una mezquita y un salón del Reino (de esta manera denominan los Testigos de Jehová a sus espacios de reunión).

Si a estos diez templos bilbilitanos se suman los siete de carácter católico que acoge en todo el término municipal -según los datos facilitados por la conferencia episcopal-, da como resultado que la localidad aragonesa es una de las que más templos religiosos tiene por habitante (uno por cada 1.245) en toda España. Asimismo, Zaragoza, con un total de 86 centros gestionados por credos poco 'convencionales', se alza como la cuarta ciudad con mayor pluralidad religiosa, sólo por detrás de Madrid (369), Barcelona (224) y Valencia (90), y por delante de Sevilla (81) y Málaga (67).

A pesar de la expansión de estas confesiones a lo largo de la última década, los datos revelan que todavía no han tocado techo. La Gerencia de Urbanismo de la capital aragonesa maneja un total de once peticiones para erigir otros tantos lugares de culto. Tres llevan la rúbrica del Arzobispado de Zaragoza (que pretende instalar dos nuevos templos en Arcosur y otro en la avenida de Cataluña), mientras que las las restantes pertenecen a la Comunidad Islámica, las diferentes iglesias Evangélicas y a los Testigos de Jehová. La Comunidad Islámica de Aragón aspira a recibir una parcela de entre 5.000 y 10.000 metros cuadrados para construir una gran mezquita y centro social.212 centros en Aragón

En Aragón se practican religiones de todo corte y color. De los 212 espacios de rezo (no pertenecientes a la Iglesia Católica), en la mayoría (116) se practica el credo evangelista. Las 56 iglesias musulamanas son las segundas más numerosas, seguidas por los 21 salones del Reino. Ortodoxos (10), Budistas (5) y Mormones (1) cierran la lista, a la que se deben añadir otros tres centros pertenecientes a creencias todavía menos practicadas. Cabe destacar que en la Comunidad no hay ni un solo centro que aglutine al Judaísmo.

A todo ellos se deben sumar las 1.318 parroquias cristianas activas en las seis diócesis de la Comunidad aragonesa, según la Conferencia Episcopal española.Dificultades

Los predicadores y responsables de estas religiones en la Comunidad se quejan de la falta de espacio de la que adolecen sus iglesias y de las trabas burocráticas y dificultades con las que se encuentran para expandirse. Es el caso de la Iglesia Evangélica. "Nos ponen menos trabas para abrir una zapatería que para abrir una iglesia", lamenta Marcos Hernández, secretario del Consejo Evangélico de Aragón. El credo que profesa goza de buena salud en España, con 3.521 espacios de oración y reunión, de los que al menos 116 se encuentran en Aragón. Hernández estima que cada año las tres comunidades evangélicas más grandes que hay en la comunidad pueden captar entre 100 y 150 fieles cada una.

Sin embargo, su afán expansionista se ve lastrado por "las dificultades y problemas" que ponen las administraciones públicas. En concreto, el Consejo Evangélico denuncia que para abrir un nuevo espacio, el Ayuntamiento les exige los mismos requisitos que si fueran un local comercial, algo que ahora están negociando en bloque con el Ministerio de Justicia para que se les permita comenzar a hacer uso de estas sedes únicamente bajo comunicación previa.

Etiquetas