Despliega el menú
Aragón

Hallado el cadáver del adolescente francés que desapareció en el pantano de Barasona

El joven, de 16 años, murió ahogado a 15 metros de la orilla sin que nadie se percatara de ello.
La búsqueda se centró en el agua porque los monitores y amigos de la colonia lo vieron allí por última vez

Momento en que los agentes iban a proceder al levantamiento del cadáver para trasladarlo al depósito de Binéfar.
Hallado el cadáver del adolescente francés que desapareció en el pantano de Barasona
Guardia Civil

A tan solo 15 metros de la orilla y a poco más de 2,5 metros de profundidad, bajo las aguas del pantano de Barasona, localizaron ayer al adolescente francés que había desaparecido la tarde anterior en una de las playas del municipio de la Puebla de Castro. El joven yacía muerto en el fondo del embalse confirmando los peores temores de los equipos de emergencia que, desde un principio, centraron la búsqueda en la lámina de agua, ya que varios compañeros de la colonia de la que formaba parte aseguraron que allí lo habían visto por última vez. Su cuerpo sin vida fue evacuado al depósito de cadáveres de Binéfar, donde estaba previsto que se le practicara la autopsia antes de que sus familiares pudieran proceder a la repatriación del cadáver.

Las labores de búsqueda comenzaron a primera hora de la mañana. A las 8.00, los buzos del Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil ya se habían sumergido en las tranquilas aguas del pantano de Barasona. Solo tres cuartos de hora más tarde localizaban el cuerpo sin vida de Moussa S., de 16 años, en el fondo del pantano. El joven estaba, según confirmaron fuentes de la Benemérita, a unos 15 metros de la orilla. La profundidad de las aguas, aseguraron, no era excesiva si bien la suficiente para no hacer pie. 

Entorno a las 9.00, los buzos de la Guardia Civil ya habían conseguido sacar hasta la orilla el cuerpo sin vida del adolescente, cuyo primer día de vacaciones en Barasona acabó en tragedia. Y es que acababa de llegar desde París el grupo de 25 adolescentes de entre 15 y 16 años y cuatro monitores para pasar unos días en el campin Bellavista Subenuix, al que acuden de colonias todos los veranos. Por la tarde decidieron irse a dar un baño hasta el embalse. Eran las 16.00 cuando, según relataron fuentes de Protección Civil, los organizadores echaron en falta a Moussa S. 

Compañeros y monitores iniciaron la búsqueda rastreando las orillas del lago y sus inmediaciones, además de recorrer el campin por si hubiera decidido volver. Incluso se le llamó por la megafonía del establecimiento y se peinaron los alrededores, pero no obtuvieron ningún indicio de su paradero.

Sobre las 19.30, alertaron a Protección Civil. Los agentes se entrevistaron con varios de ellos y averiguaron que el agua, jugando con un amigo, era el lugar donde había sido visto por última vez y allí centraron la búsqueda. E incluso el helicóptero sobrevoló el pantano y sus inmediaciones. Pero la noche se les echó encima y tuvieron que suspender las tareas. 

Ayer, nada más reanudarse la búsqueda, en la que además de Guardia Civil participaba también Protección Civil, se encontró su cadáver. Será la autopsia la que determine cómo murió el joven, si sufrió algún ataque o si bien, al tratarse de un adolescente con poca pericia en la natación, tragó agua, se asustó y se ahogó. 

El triste desenlace supuso un ‘shock’ para sus compañeros de campamento y uno de ellos, debido al estado de nerviosismo y de que, al parecer, además sufría asma, tuvo que ser evacuado por un ambulancia del 061 hasta el hospital de Barbastro.

Etiquetas