Despliega el menú
Aragón

Hacienda recaudó 115 millones menos en 2013 por la caída de las rentas familiares


La cantidad recibida por la Agencia Tributaria
de contribuyentes aragoneses bajó un 3,4%.
Los descensos de las rentas del trabajo y del ahorro, entre las razones para esta disminución

Varios de los coches adscritos a la unidad, aparcados en el Pignatelli.
Hacienda recaudó 115 millones menos en 2013 por la caída de las rentas familiares
Heraldo

La Agencia Tributaria recaudó en Aragón 3.255,3 millones de euros durante el año pasado, un 3,4% menos que en 2012. Aun teniendo en cuenta que estas cifras son provisionales, puesto que reflejan solo las retenciones practicadas a los contribuyentes aragoneses a lo largo de 2013 (los datos habrá qué completarlos y ajustarlos posteriormente con las declaraciones del IRPF presentadas durante la campaña de renta, que finalizó en julio), avanzan ya una tendencia. Y demuestran que a pesar de los augurios del Gobierno aragonés y de los buenos deseos de los dirigentes políticos, la situación económica de la Comunidad sigue sin ser buena. 

Según puede verse en el estadillo que acompaña a esta información, la caída de ingresos fiscales se produjo por la menor recaudación de impuestos directos (-174,5 millones de euros), sobre todo en el de la renta de las personas físicas y en el de sociedades. Por estos conceptos, Hacienda recaudó, respectivamente, 121,4 y 79,1 millones de euros menos: con caídas del 7,2% y del 17,3%.

El descenso en los ingresos por IRPF es especialmente preocupante, ya que refleja una considerable disminución de las rentas obtenidas el año pasado por las familias aragonesas: tanto las provenientes de rendimientos del trabajo y de actividades profesionales, como las obtenidas por el ahorro. 

En el caso de las rentas laborales, lo que recoge el informe anual de recaudación tributaria es que cayó un 4,7% (se recaudaron 70 millones menos), lo que significa que disminuyó la masa salarial sujeta a retención tributaria (por el recorte de los sueldos) o descendió el número de aragoneses con rentas sujetas al pago de este impuesto (porque perdieron su empleo y están en paro).

El informe de la Agencia Tributaria no entra a analizar por comunidades las causas de este descenso, pero sí recoge que a nivel nacional también disminuyeron los ingresos por este concepto y razona que la caída se debió al menor número de contribuyentes con rentas sujetas a retención. «Disminuyeron las rentas privadas –apunta la Agencia Tributaria en su avance de 2013– y solo los aumentos en salarios públicos y pensiones mitigaron la caída global. Este contraste entre la evolución de las rentas privadas y las públicas –continúa– ha sido una constante desde el inicio de la crisis económica». No es exagerado pensar que las circunstancias apuntadas para explicar el retroceso de ingresos en España sirven también para determinar el porqué de la caída en la comunidad de Aragón.

Por lo que se refiere a las rentas de capital (en su mayor parte debidas a los intereses generados por los depósitos a plazo), la Agencia Tributaria ingresó 40 millones menos que en 2012 (el -24,5%). Esta caída –que también se notó en toda España– se debió, según recoge el informe tributario, a dos razones: al descenso que han sufrido los rendimientos ofertados por estos productos financieros y a la menor capacidad de ahorro de las familias. Por último, la recaudación del impuesto sobre el patrimonio fue positiva, ya que se ingresaron 48.000 euros más que un año antes.

Por lo que se refiere a los impuestos indirectos, se registró un aumento en los ingresos por IVA, tributo que aumentó un 4,4% (Hacienda recaudó en Aragón por este concepto 47,8 millones más que en 2012). La parte menos positiva es que el aumento de la recaudación –según constata la propia Agencia Tributaria– no se debió a un repunte del consumo (lo que, a su vez, estaría apuntando a una mejora de la economía), sino al aumento de los tipos que gravan este impuesto, que entraron en vigor en septiembre de 2012. El gasto asociado al consumo de productos gravados con impuestos especiales (alcohol y tabaco, principalmente) también se redujo.

Etiquetas