Despliega el menú
Aragón

"Soria atesora un gran valor artístico que hay que dar a conocer por todo el mundo"

La tesis del soriano Ignacio Javier Gil Crespo sobre los castillos y fuertes de Soria ha sido calificada con sobresaliente cum laude.

Ignacio Javier Gil Crespo junto a su perro en la Laguna Negra.
"Soria atesora un gran valor artístico que hay que dar a conocer por todo el mundo"
Cedida

El soriano Ignacio Javier Gil Crespo se define como un "embajador de las construcciones fortificadas de Soria por el mundo". Y es que si hay alguien que conoce a la perfección las edificaciones históricas de la provincia, sus técnicas constructivas y su valor artístico es el arquitecto profesor de la universidad madrileña Alfonso X el sabio, autor de la tesis doctoral ‘Fundamentos constructivos de las fortificaciones fronterizas entre las coronas de Castilla y Aragón de los siglos XII a XV en la actual provincia de Soria’, leída en la Escuela Técnica Superior de arquitectura de Madrid y calificada con sobresaliente cum laude. 

Gil Crespo reconoce que desconocía "el elevado valor artístico y paisajístico de los castillos" de la zona oeste de la provincia hasta 2009, cuando realizó un proyecto de investigación sobre arquitectura soriana para el que recorrió más de 250 pueblos para realizar la pertinente "catalogación geográfica". "Estas fortificaciones llamaron mi atención por su estado de dejadez y abandono, a pesar de la calidad que atesoraban", asegura el arquitecto. 

A partir de este momento, empezó a indagar sobre la información de estos lugares y se dio cuenta de la escasez de estudios de conjunto que existían sobre el tema. El origen de su tesis doctoral se debe a este vacío informativo.

La tesis, que el profesor presentó el 29 de noviembre de 2013, es un análisis profundo de las construcciones fortificadas en la provincia soriana tanto a nivel territorial, "ya que estos castillos no están edificados en esos lugares por casualidad, sino por motivos estratégicos", como a nivel histórico, "ya que las guerras y contiendas que vieron estos edificios acarrean consecuencias físicas". 

Gil Crespo asegura que la ciudad y sus alrededores tenían un especial valor, como lugar de paso entre tres de los principales ríos del país, el Duero, el Ebro y el Tajo, y como frontera. De ahí las múltiples líneas defensivas de la zona. Además, "en Soria se establecen distintos sistemas fortificados durante varias etapas", por lo que esta evolución es otro de los aspectos en los que se centra el autor. 

Junto al análisis general, la tesis versa sobre el estudio monográfico de tres fortificaciones concretas: Serón de Nágima, Arcos de Jalón y Peñalcázar, elegidas por el arquitecto porque cada una de ellas presenta una técnica de construcción representativa diferente. 

Con motivo de esta tesis, la Diputación de Soria ha aprobado la publicación de un libro con los resultados y conclusiones a los que ha llegado tras el documentado análisis. Castillos sorianos por el mundo

Gil Crespo asegura que la construcción fortificada "está de moda", como demuestra el éxito de público y críticas de los últimos congresos y conferencias que el profesor ha presenciado. 

A nivel nacional, el arquitecto destaca la notoriedad y afluencia que tuvieron en mayo de este año las jornadas de Historia, arquitectura y construcción fortificada en la Escuela de Arquitectura de Madrid, y actualmente está trabajando en el congreso sobre castillos de la Raya que tendrá lugar en Pamplona el próximo otoño.

Pero también en el resto del mundo crece el interés por estas edificaciones. El arquitecto acaba de volver de Rumanía de un taller de restauración en el que pronunció una conferencia sobre las fortificaciones sorianas, igual que hará en Ecuador en unos días, en las jornadas de construcción de bóvedas. "Soria atesora un gran valor artístico en lo que a construcciones fortificadas se refiere, entre otras cosas, y es necesario darlo a conocer", explica.

Etiquetas