Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La crisis también abarata el mercado de puntos del carnet

Mientras, examinadores y autoescuelas piden acabar con los retrasos en la prueba práctica.

Casi 700 aragoneses perdieron en 2013 todos los puntos del carnet
La crisis también abarata el mercado de puntos del carnet
HA

'Vendo bolígrafo y regalo...' es la fórmula habitual que utilizan los vendedores de todo tipo de productos y servicios al margen de la ley: entradas de reventa, boletos de lotería premiados, prácticas sexuales... y también puntos del carnet de conducir. El sistema de control de infracciones establecido por Tráfico dio pie a la picaresca y el mercado de puntos no se ha quedado al margen de este tipo de intercambios.

Para ello, internet es, una vez más, el canal predilecto. Páginas web de anuncios y redes sociales son el nuevo ágora para conseguir los preciados puntos. El sistema es muy sencillo. Una persona que ha cometido una infracción al volante y ha sido denunciada por ello los compra a través de la red a un conductor que no les da uso o le sobran. En el momento de recibir la denuncia, el infractor comunica a la DGT que, en realidad, la persona que conducía en el momento de la multa era otra, el vendedor de los puntos.

Así de fácil se burla el principal objetivo de los responsables de Tráfico, limitar el número de infracciones al volante que, de ser continuadas, conllevan la retirada del carnet y la obligación de llevar a cabo un curso de recuperación.

Ejemplos sobran, como este de Huesca que se dio de alta recientemente en una conocida web de intercambios: "Vendo lápices usados y regalo puntos para el carnet, me quedan los diez, ante todo seriedad y formalidad. Solo whatsapp", señala el reclamo.

En cuanto a los precios, varían en función de la oferta y la demanda. La crisis económica ha hecho que muchas personas vean en este negocio una vía de ingresos básica para salir de los apuros que están pasando. De ahí que cada vez haya más anuncios y que, lógicamente, el precio baje. Pese a que algunos vendedores reclaman hasta 600 euros por punto, ya hay quien los ofrece por 100 euros, o incluso quien oferta 'tarifas planas' en las que por 1.000 euros se consigue todo el paquete de 15 puntos.

En cualquier caso, las autoridades recuerdan que la compraventa de puntos supone un delito penado por el Código Penal, en concreto por el artículo 392, que hace referencia a la falsedad documental que castiga a los que atribuyan la participación de una persona en unos hechos con los que no ha tenido nada que ver.

 Sigue el colapso en los exámenes

Por otro lado, la provincia de Zaragoza sigue sufriendo la escasez de examinadores. La Asociación Provincial de Autoescuelas de Zaragoza (APAZ) viene manteniendo reuniones desde enero con los responsables de la Jefatura de Tráfico para conseguir comisiones de servicio u horas extras por parte de los examinadores para desbloquear una situación que se veía venir.

Como ya adelantó Heraldo.es, la escasez de funcionarios en este área al no cubrir las seis últimas jubilaciones obligaba a los alumnos a esperar hasta un mes entre una prueba y la siguiente. A este problema se suman dos recientes bajas laborales y la llegada de un repunte de alumnos en la temporada de verano, la mayoría estudiantes que aprovechan estas fechas para obtener el carnet de conducir.

"Este mes algunas autoescuelas no iban a poder examinar ni una vez, y estaban obligadas a cerrar hasta septiembre (agosto no es operativo en Zaragoza)", explica el presidente de APAZ, Carlos Bricio. Tras una reordenación del calendario "se ha conseguido que todos examinen al menos una vez, pero sigue siendo claramente insuficientes", critica, y habla de "improvisación total por parte de la Jefatura, que se ha quedado en cuadro".

Hay que recordar que la provincia de Zaragoza es la que menor ratio de examinadores por habitante tiene de todo el país. De ahí que los afectados no se expliquen cómo desde Delegación del Gobierno no se buscan soluciones, como la puesta en marcha de horas extras. 

"La mayoría está dispuesto a trabajar por las tardes este verano para dar un buen servicio y mejorar las frecuencias de examen", asegura Juan José Berrueco, delegado de la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra). Eso sí, puntualiza que se haría "siempre y cuando se remunere adecuadamente".

En este sentido, las autoescuelas consideran que el gasto que podría generar estas horas extras para Delegación es "ridículo" y no entienden cómo no se ha puesto en marcha ya.

Etiquetas