Aragón
Suscríbete por 1€

Aumentan los casos de ocupación ante la escasez de viviendas sociales

En Aragón hay unos 2.000 pisos de alquiler social, entre los del Ayuntamiento de Zaragoza y la DGA. Varios colectivos critican la falta de vivienda pública.

Imagen de archivo de viviendas sociales en Huesca
Aumentan los casos de ocupación ante la escasez de viviendas sociales
Javier Blasco

Varios colectivos sociales que trabajan con personas y familias en situación de precariedad advierten de que están aumentando los casos de ocupación de viviendas, ante la falta de respuestas por parte de la Administración. En Aragón existen en torno a 2.000 pisos de alquiler social (1.600 del Ayuntamiento de Zaragoza, unos 300 de la DGA y otros de terceros), que resultan insuficientes para atender las necesidades de vivienda.

El Gobierno de Aragón aprobó hace un año la creación de la Red de Bolsas de Viviendas para el alquiler social de Aragón, que ha empezado a funcionar a principios de 2014 y a un ritmo lento. De momento solo hay 300 viviendas (aportadas por particulares, entidades financieras y administraciones públicas) y 500 solicitudes aprobadas. Pero ni siquiera estos 300 pisos están ocupados. Tres entidades gestionan estos alquileres, en colaboración con la DGA: la Fundación Ozanam, Ymca y Kairós. El objetivo es propocionar viviendas a bajo coste a colectivos que se encuentran en dificultades. Los alquileres que están pagando oscilan entre los 75 y los 160 euros al mes.

"Es necesario que la bolsa de alquiler de la DGA disponga de más pisos, porque ahora no cubre para nada las necesidades de vivienda. Harían falta al menos unos 2.000 pisos más", afirma Marisa López, técnica del programa de vivienda de Cáritas. Esta entidad propone que se graven fiscalmente las viviendas vacías de los bancos y grandes propietarios para promover que las pongan a disposición de la red pública de vivienda.

"No hay suficientes viviendas públicas para atender la demanda. Cada día se producen desalojos y no hay respuestas para estas personas que se quedan sin casa. La gente que acude a nuestras asambleas de Stop Desahucios están apuntados tanto a la bolsa de vivienda de la DGA como a la del Ayuntamiento. Ante esta situación, está aumentando la ocupación tanto de personas solas como de familias", afirma Raquel de la Riva, portavoz de la plataforma Stop Desahucios Zaragoza. Este colectivo pide que se cree "un verdadero parque público de viviendas de alquiler social" y que se incluyan los pisos del 'banco malo'.

El Ayuntamiento de Zaragoza gestiona unas 1.600 viviendas de alquiler social a través de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda. Los precios varían en función de los ingresos familiares. En algunos casos pagan menos de 100 euros al mes. Actualmente todas las viviendas están ocupadas y solo se reserva un pequeño porcentaje "para ocupaciones urgentes sobrevenidas", según explican fuentes municipales. Cada año quedan vacías por distintos motivos entre 60 y 100 viviendas (por fallecimiento o cambio de domicilio, por ejemplo), que se vuelven a adjudicar a familias que están en contacto con los servicios sociales. El Ayuntamiento también colabora con el Gobierno de Aragón y ha aportado 50 viviendas a la red de alquiler de la DGA.

Varios trabajadores sociales municipales  apuntan que no hay una normativa clara sobre la adjudicación de las viviendas sociales y destacan el fenómeno creciente de la ocupación. "Mucha gente está viviendo en casas ocupadas propiedad de los bancos. Cada vez vemos más casos. Incluso se está profesionalizando la ocupación. Hay personas que se dedican a localizar pisos vacíos procedentes de desahucios, y por un módico precio los abren y te enganchan la luz. También hay casos de gente desahuciada que le da las llaves a otros para que ocupen su piso", señala un trabajador social del Ayuntamiento.

Etiquetas