Aragón

Diez especies animales de pura sangre aragonesa

La variedad de territorios y hábitats ha dado lugar a una infinidad de especies animales propias.

El cangrejo de río es una especie autóctona de Aragón en peligro de extinción
El cangrejo de río es una especie autóctona de Aragón en peligro de extinción

Desde las desérticas llanuras de los Monegros a los espesos bosques del Pirineo se extienden por Aragón 58 hábitats diferenciados y reconocidos por la Unión Europea, en los que habitan cientos de criaturas fascinantes. Algunas de ellas son autóctonas, es decir, especies originarias del lugar donde habitan. La diversidad de los casi 50.000 kilómetros de territorio aragonés esconde animales tan bellos como estos:

Cangrejo de río

Este crustáceo de río era, hasta finales de los años 70, unos de los reyes de los ríos aragoneses. De un tamaño aproximado de unos 9 centímetros y unos 80 gramos de peso, es el mayor crustáceo de agua dulce de toda Europa. Pero, lamentablemente, se encuentra en peligro de extinción. La principal causa es la enfermedad de la afanomicosis, también conocida como 'peste del cangrejo' y la entrada de otras especies invasoras como los cangrejos exóticos.

Mochuelo

Es probable que si pasea por el campo, al final de la tarde, encuentre a este pequeño búho sobre algún porte o cerca. Se trata del mochuelo común, una especie muy habitual en zonas semidesérticas, estepas labradas o en campos de frutales y tierras de labor. De unos 20 centímetros de altura y con una envergadura de 50 centímetros, es una especie rechoncha con unos grandes amarillos. En verano se alimenta de insectos y caza alondras o ratones por la noche.

Galápago leproso

Las capturas con fines comerciales y la introducción de especies exóticas como el galápago de Florida han hecho que la especie autóctona del galápago leproso se encuentre en peligro de extinción. Su llamativo caparazón aplanado, que no suele ser mayor de 20 centímetros, descubre figuras de marrones, ocres y amarillentos. Esta especie semiacuática viven en zonas de agua dulce como ríos o pantanos.

Zorro

Discreto, astuto y solitario. El zorro es una especie que habita en zonas boscosas y en regiones abiertas. Se trata de un animal de un pelaje amarillento y rojizo, con hocico muy puntiagudo y orejas grandes y triangulares. Es difícil verlo, porque el zorro es un animal muy discreto que solo se activa durante la noche momento en el que caza. Por el día suelen permanecer en la madriguera, escondida entre entre las rocas y las zonas de vegetación espesa.

Tritón jaspeado

Esta peculiar especie de anfibio no pasa desapercibida a pesar de su centímetro y medio de largura. Sus vivos colores verdes y sus manchas lo hacen una de las más curiosas especies de la Comunidad a pesar de que su presencia no sea tan abundante. Durante la fase acuática suele ocupar charcas, tanto naturales como artificiales, abrevaderos, pequeñas lagunas, pozas y zonas de agua estancada, pero siempre en zonas con muchas vegetación acuática y por encima de los 1.000 metros de altitud.

Ratón de campo

Este pequeño escurridizo es muy abundante en el territorio aragonés, sobre todo en las zonas donde se cultiva cereal. Con solo 10 centímetros de largura y otros tantos de cola con un peso ligeramente superior a los 30 gramos. En su pequeño cuerpo destaca su voluminosa cabeza con sus ojos saltones y sus efectivas orejas, todo ello adaptado a la noche. Puede realizar grandes saltos con los que consigue llegar hasta el alimento compuesto de pequeñas semillas que almacenan en las oquedades de los árboles.

Oso pardo

El Oso Pardo es uno los mamíferos pirenaicos más bellos y escasos del territorio aragonés. Esta especie tiene un peso entre los 75 y 140 kilos en las hembras y entre los 90 y los 250 en los machos. Tan solo quedan unos pocos ejemplares en el Pirineo a causa de la mortalidad directa producida por el hombre. La caza, las trampas, la degradación forestal los ha llevado casi a la desaparición.

Gran pavón nocturno

Si pasan tiempo en el campo, seguramente lo habrán visto en más de una ocasión aunque quizá no se han fijado bien en la belleza de esta gran mariposa. El Gran pavón es una especie común en el territorio aragonés. Se trata de una característica mariposa nocturna, que es atraída por la luz artificial y que goza de grandes dimensiones con unos 13 centímetros de envergadura. Destacan los dibujos y colores de sus alas marrones y grisáceas. En cada una de ellas aparece un óvalo de color negro.

Quebrantahuesos

Una de las aves por excelencia de las montañas aragonesas, pero como otras muchas, se encuentra en peligro de extinción. En la cordillera pirenaica se concentra más del 80% de la población mundial de esta especie. Su presencia ha valido durante años para limpiar los montes de animales sin vida. Es fácil verlos en muchas zonas de Aragón, sobre todo en las áreas con cantiles, que utilizan para construir sus nidos. La caza ilegal, la colisión con los tendidos, la perturbación humana, el envenenamiento y el abandono de los usos ganaderos tradicionales han sido sus principales amenazas.

Margaritona

Quizá el nombre no resulte común, pero esta especie de almeja gigante del Ebro es una de las náyades de los ríos aragoneses. Su longitud puede llegar a alcanzar los 18 centímetros. Esta especie también se encuentra en peligro de extinción a causa de la amenaza del Mejillón cebra y la Almeja asiática, especies invasoras llegadas del extranjero.

Etiquetas