Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las Cortes aprueban la nueva Ley de Montes de Aragón

De las 117 enmiendas se han aprobado 18.

Sesión plenaria en las Cortes
Las Cortes aprueban la nueva Ley de Montes de Aragón

El Pleno de las Cortes de Aragón ha aprobado este jueves la reforma de la Ley de Montes, un proyecto de ley que ha contado con el apoyo en todos sus puntos de los Grupos de PP y PAR, la abstención en varios apartados del PSOE y el voto en contra de IU y CHA.

Con esta reforma se revisa la definición legal de montes, se amplía a 15 años el plazo de revisión de los proyectos de ordenación forestal y los planes técnicos, así como los Planes de Ordenación de los Recursos Forestales. También se simplifican numerosos trámites administrativos, como los relativos a los aprovechamientos de leñas y choperas en montes privados.

La prevención y extinción de incendios se reforma para especializarla y repartir las funciones bajo un único mando y las Administraciones locales se suman al protocolo de emergencias por incendios forestales.

Ha presentado el dictamen de la Comisión el diputado del PP José Manuel Cruz, quien ha expuesto que la iniciativa ha sido presentada en sesión plenaria el 14 de diciembre de 2013, que se han presentado en fase de Ponencia 117 enmiendas, de las que finalmente se han aprobado 18, cinco del PP, cuatro del PAR, cuatro de CHA, otras tantas de IU y una del Grupo Socialista.

En el turno de intervención del Grupo Popular, Cruz ha puesto de relieve la necesidad de que la legislación medioambiental sea "clara, precisa y eficaz" para procurar un medio ambiente "adecuado", tras lo que ha considerado "imposible" incorporar las enmiendas de supresión y muchas de las de modificación.

En representación del PAR, Joaquín Peribáñez, ha afirmado que el objetivo de la reforma es "mejorar nuestros montes y nuestro medio ambiente", así como reforzar la prevención de incendios.

El diputado socialista Ramón Laplana ha reconocido que era necesario reformar la Ley porque "los tiempos han cambiado", precisando que la filosofía de su Grupo no coincide con el texto impulsado por el Ejecutivo. Se ha quejado del escaso número de enmiendas aprobadas.

También ha dicho que "hay que hacer compatible la defensa del medio ambiente con la gente, que es la verdadera defensora", insistiendo en que "esta no es nuestra reforma", ya que debería haber tenido "un giro más social" y basarse en la gestión privada con control público.

El diputado de CHA, Joaquín Palacín, ha dejado claro que su Grupo no está "en casi nada" de acuerdo y ha echado en cara al Ejecutivo regional que pretende "reducir el control público, casi eliminarlo y dar más control a la iniciativa privada", agregando que "el Gobierno pretende privatizar el monte". La entrada en vigor de la nueva Ley de Montes "va a suponer una menor protección del medio natural", ha opinado.

El parlamentario de IU, Miguel Aso, ha considerado que esta Ley traslada a los mercados el mensaje de que "el monte podría ser objeto de beneficio privado" y posibilitará "hacer de él objeto de negocio y especulación" y "supeditar el interés público frente al privado". El monte ha de ser un "recurso sostenible", ha dicho.

Aso ha continuado afirmando que se ha buscado "un término medio" para controlar la recogida de setas y que "se pierde una magnífica oportunidad para impulsar el sector de la madera como sello de calidad aragonés".

Etiquetas